Mercados

Los fondos españoles no invierten en la matriz de Eurovegas por sus criterios éticos, a pesar de que sube casi un 4.000% en menos de 4 años

Desde septiembre de 2009 se ha disparado. Los mercados la daban por quebrada, pero sus negocios en Asia han disparado su negocio y su capitalización. 

Imagen facilitada por la Comunidad de Madrid que muestra una reproducción en 3D del proyecto futuro del complejo Eurovegas en Alcorcón.
Imagen facilitada por la Comunidad de Madrid que muestra una reproducción en 3D del proyecto futuro del complejo Eurovegas en Alcorcón.

Sí, esa es la cifra: ha subido desde 1,42 dólares por acción (3 de septiembre de 2009) hasta los 54,65 del pasado viernes. Un 3.750% en cuatro años. El que hubiera comprado 1.000 acciones en la parte baja, le habrían costado 1.550 dólares y ahora tendría 54.650. A esto hay que sumarle los generosos dividendos. La compañía que presuntamente desarrollará el proyecto Eurovegas en Madrid (algo sobre lo que hay que aplicar las inevitables dosis de escepticismo después de proyectos fallidos como Los Monegros o Don Quijote), Las Vegas Sands, sube de manera lineal en la Bolsa de Nueva York (Nyse) desde principios de 2009, cuando el mercado comenzó a valorar las inversiones en Asia del grupo. A partir de ahí, los beneficios y la generación de caja han crecido a doble dígito. 

Una locura, aunque esta compañía no tiene presencia destacable en las carteras de fondos de inversión ni sicavs españolas. Como señalan desde un importante banco privado, “casi todas las firmas tenemos el compromiso ético de no invertir en empresas de armamento, juego, alcohol y similares por lo que será raro que alguien tenga posiciones”. Sin embargo, la fuente consultada reconocía con sorna que “luego, muchos han invertido en Madoff, que es peor que un casino”.

A pesar de las espectaculares cifras, el experto insistía en que “un 3.000% no es una rentabilidad, es una salida de una quiebra. No se puede decir que esa sea la empresa más rentable de mundo, aunque pueda ser muy buena. Esa compañía estaba en inmersa una situación que los gestores llamamos distressed. Si logra salir de su crisis, la recuperación es casi siempre descomunal, pero sólo los fondos de alto riesgo; básicamente hedge funds, invierten en distressed companies”.

En España, Las Vegas Sands sólo sería superada en capitalización bursátil por BBVA, Santander, Inditex y Telefónica, pero es más grande que Iberdrola o Repsol, por situar su tamaño en mercado. 

La entidad lo pasó muy mal y estuvo a punto de no levantar cabeza, aunque ahora tiene unos flujos de caja casi imbatibles. Tal vez por eso, sigue lejos de sus máximos y tiene aun recomendaciones de compra. Conforme puede verse en la web del Nasdaq, el consenso del mercado le otorga 14 recomendaciones de fuerte compra, 2 de compra, 4 de mantener y ninguna de reducir o vender.

Aunque, según señala la fuente, “esperemos que no sea ahora cuando las firmas españolas se dediquen a colocar a esta compañía, como tantas veces se ha hecho en el pasado”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba