Mercados

JP Morgan AM: "Sin reestructurar la deuda griega, habrá cuarto programa de rescate"

La gestora considera que se debe realizar una reducción de la carga de la deuda helena para no tener que recurrir a otro programa de asistencia financiera.

Mario Draghi, presidente del BCE, en la rueda de prensa tras la reunión del consejo de gobierno del organismo en Fráncfort.
Mario Draghi, presidente del BCE, en la rueda de prensa tras la reunión del consejo de gobierno del organismo en Fráncfort. Efe.

Alemania contra Grecia. Y Alemania contra FMI, Comisión Europea y hasta el Banco Central Europeo. Las negociaciones para el tercer programa de rescate y la reestructuración de la deuda helena se han convertido en una cuestión de pragmatismo, entre quienes miran con recelo la actitud de los griegos en los últimos años y ya no confían en ellos (caso del ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble) y quienes contemplan el asunto más a largo plazo y desde una perspectiva más europea (caso del presidente del BCE, Mario Draghi). Mientras Schäuble insiste estos días en que una posible solución sea una salida temporal de Grecia de la divisa común, Draghi subraya que “Grecia es, por supuesto que es y será, miembro del euro”.

Pero al igual que el 'Grexit' se ha analizado por las firmas de inversión como un posible escenario en las últimas semanas, de lo que tampoco cabe duda entre los inversores cualificados es que la quita de la deuda griega se ha convertido en un elemento ineludible para sacar al país del atolladero.

La quita de la deuda griega se ha convertido en un elemento ineludible para sacar al país del atolladero

“O se incluye un proceso de reducción de la carga de la deuda o una quita o habrá problemas, porque el tercer programa de rescate no es una solución para Grecia”, asegura Manuel Arroyo, director de Estrategia de JP Morgan AM para España y Portugal.La hoja de ruta marcada para negociar la nueva asistencia financiera internacional, con la ayuda del BCE mediante la compra de bonos griegos entre otras actuaciones, tan solo serviría para satisfacer las necesidades de una economía como la griega obligada a realizar profundas reformas económicas para comenzar a crecer tímidamente.

De ahí que la necesidad de una quita sea algo con lo que cuentan las firmas de inversión. “Siempre apostamos por un acuerdo entre las partes y nunca pensamos que se apuraría tanto”, señala Arroyo, quien explica que el gobierno heleno no cuenta con respaldo popular para aplicar las medidas del tercer programa de rescate y podría verse abocado incluso a la convocatoria de elecciones, sin descartar la salida de Grecia del euro, que en JP Morgan AM estiman como una probabilidad baja. Pero “o se realiza una quita de la deuda o es muy posible que empecemos a hablar de un cuarto programa de rescate”, subraya.

No obstante, en la gestora norteamericana consideran que el mercado está interpretando positivamente lo que está ocurriendo en Grecia ya que los indicadores económicos de Europa son “muy buenos”, razón por la cual los mercados están manteniendo su tendencia alcista. El riesgo de contagio para el crecimiento europeo lo sitúa Arroyo entre 50 y 60 puntos básicos, rebajando el porcentaje hasta el 1,75%. Pero la realidad de 2015, con la puesta en marcha de la unión bancaria, el mecanismo de estabilidad financiera y el “arsenal de medidas” del BCE han permitido mantener la devaluación del euro, una mayor fortaleza en el balance de los bancos y un rebalanceo hacia los activos de más riesgo, a juicio de Arroyo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba