Mercados

Los mercados dan margen a Rajoy para tomarse con calma el rescate

La falta de tensión es absoluta tanto en Bolsa como en deuda. Si el bono continúa por debajo del 6%, el Gobierno tendrá la calma necesaria para seguir pactando las ayudas. Antes de fin de año, sería una sorpresa. 

.

Los mercados están dando aire a España con el rescate. Muestran un tono marcado por el escaso volumen de negocio y poca presión vendedora, que no obliga al Gobierno a tomar decisiones apresuradas por la elevada prima de riesgo. De hecho, el bono español llegó a rozar ayer sus mínimos en rentabilidad después de que Draghi garantizara que hará lo necesario para que sobreviva el euro. Los inversores creen que Rajoy no tomará decisiones apresuradas.

Así lo comentaban ayer desde una banca privada: “ya se ha visto lo que ha pasado con el rescate bancario: se pidió en junio y todavía no hay ni el menor asomo de que vaya a llegar el dinero. El Gobierno no va a repetir de nuevo esa decisión apresurada, sobre todo si el bono no dispara su rentabilidad y vuelven los momentos agónicos”.

Pero eso no parece probable, visto el cambio de actitud de Mario Draghi el pasado 26 de julio: “el mercado no está especialmente corto sobre España”, añadían. “Sería una torpeza apostar por una caída fuerte, sabiendo que sólo unas palabras pronunciadas en el Banco Central Europeo (BCE) pueden dar la vuelta a la situación en el acto”.

Con semejante panorama, el Ejecutivo continúa negociando y ganando tiempo. Ya es técnicamente imposible que se solicite el rescate antes de las elecciones gallegas y habrá que ver qué pasa más adelante, sobre todo “si continúan mejorando las cifras de balanza comercial y, sobre todo, saldo por cuenta corriente”.

Devaluación

El sector privado ha realizado en pocos años la devaluación interna que España no ha podido realizar empleando la política monetaria. En pocos años, se han reducido los costes laborales y las empresas han salido a competir al exterior, tanto las grandes como las medianas.

Hace tiempo que hay balanza comercial positiva, pero el año que viene el saldo positivo por cuenta corriente puede cambiar radicalmente la situación, “facilitando que los esfuerzos por contener el déficit comiencen a dar resultado de verdad”.

Esa es una opinión cada vez más escuchada en las firmas bursátiles y de gestión de activos, que no se muestran en absoluto demasiado negativas sobre el comportamiento de los mercados en 2013.

De momento, el Ibex se dejó ayer medio punto porcentual, quedando en 7.826 puntos, con poco más de 1.000 millones de euros de contratación. Mientras, el bono a 10 años finalizó en el 5,81%, aunque llegó a colocarse en el 5,73%. Los tramos cortos están claramente más aplanados.

Las agencias de rating están mostrando un respeto que se antoja incluso excesivo, mientras desde el FMI llueven las palabras de halago al Gobierno. Rajoy cada vez tiene menos prisa por pedir el rescate y los mercados no le están apremiando. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba