Mercados

La deuda despide agosto pidiendo a gritos que Draghi vuelva de vacaciones

Tras su última aparición pública, el presidente del BCE dejó la rentabilidad del bono español a diez años en el 6,25%. Tras las vacaciones del italiano, la rentabilidad ha escalado al 6,9%, impulsada por las últimas acciones de Rajoy y De Guindos.

La ausencia de Mario Draghi parecen afectar negativamente al rendimiento de la deuda española, que tiene en las palabras del presidente del Banco Central Europeo (BCE) a su mayor catalizador. En la última aparición del presidente del Banco Central Europeo el pasado 3 de agosto, su discurso calmó a los mercados y facilitó que la rentabilidad del bono español a cayera desde el 6,75% al 6,25%.

Al finalizar el mes de agosto, los intereses han escalado hasta el 6,9%, cota de colapso financiero, impulsados principalmente varios factores. Por un lado, la insistencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en declarar que no habrá rescate y que no se han iniciado las negociaciones para ello, que parecen no convencer a los inversores. Sin petición de rescate no habrá compra de deuda soberana por parte del BCE, algo que Draghi dejó meridianamente claro. 

Por otro, la nueva reforma financiera de Luis de Guindos, aprobada en el último Consejo de Ministros, que eleva el techo de endeudamiento del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a 120.000 millones de euros, hace pensar que la reforma bancaria saldrá más cara de lo previsto. Aunque la noticia tuvo un efecto balsámico en la banca, en los bonos no gustó. El mercado no cree las declaraciones del Gobierno, que insiste en que la recapitalización no costará nada a los contribuyentes. 

Con este panorama, se espera con ansiedad el comienzo del mes de septiembre, y más concretamente, de Draghi. "Hará falta que anuncie medidas concretas, porque aunque el mercado ha recibido de buen grado los mensajes de los últimos meses, que anuncian un compromiso irrevocable del euro de las altas instancias y compras de deuda, es necesario concretar", decían desde una sala de tesorería, que añadía que "el mercado es como una fiera. Pued estar domesticada, pero en cualquier momento propina un zarpazo y más si se le raciona el alimento en exceso. Conviene no olvidar, además, que el buen tono de agosto ha llegado de la mano de unos bajísimos volúmenes de contratación".

En Bolsa, mucho mejor

Sin embargo, el Ibex 35 cerró el viernes anotando el mejor saldo correspondiente al mes de agosto desde 1993, con una subida mensual del 10,13%. El dato semanal es más modesto, con un repunte del 1,51%.

El buen dato del selectivo se debe principalmente a la banca, que el viernes registró los mejores resultados en el parqué madrileño, animada por el anuncio de la reforma financiera. Los mejores valores de la última sesión han sido Banco Sabadell (10,42%), Bankia (6,26%), Santander (6,02%), BBVA (5,53%), Bankinter (4,69%) y Caixabank (4,12%).

En cuanto a la evolución mensual de los principales valores del mercado nacional dentro del selectivo, treinta y uno han cerrado el mes en positivo, mientras que los otros cuatro han bajado.

La mayor subida del mes ha corrsepondido a Bankia, que se ha revalorizado el 78,7%, seguido por Banco Sabadell, con un alza del 48,39%, mietnras que Mapfre ha avanzado el 30,14%. Cuatro valores han ganado entre el 20 y el 30 por ciento en este último mes: Abengoa, ACS, Gamesa y FCC.

Por el lado contrario, IAG ha liderado las pérdidas con una caída del 12,92%, en tanto que Grifols ha bajado el 11,6%; ArcelorMittal ha descendido el 9,52%, y Gas Natural, el 2,18%.

De los grandes valores del índice, Banco Santander ha subido el 14,55%; BBVA, el 14,07%; Repsol, el 12,53%; Telefónica, el 8,81%; Iberdrola, el 6,92%, e Inditex, el 5,46%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba