Mercados

La variopinta lista de clientes VIP del Popular: de Naseiro a Roberto Carlos

Pasando por el clero o el historiador militar que dijo que Armada participó en un "alzamiento". La entidad, más en la palestra que nunca, ante su ambiciosa ampliación de capital, después de Oliver Wyman.

.

Banco Popular ha sido históricamente un banco conservador, ligado con la burguesía, la industria financiera e incluso cierto sector del clero. Pero en los últimos años ha sumado adquisiciones como Iberagentes o Banco Pastor, lo que ha facilitado que potencie su actividad en banca privada. Conforme se puede ver en los archivos públicos de la CNMV, el listado de clientes VIP incluye personalidades de lo más variopinto.

Procedente del sector ‘tradicional’, el caso más llamativo es el del militar y académico de la Real Academia de Historia, Hugo O´Donell y Duque de Estrada, que cuenta con algo más de 4 millones de euros en una sicav de la entidad. Este historiador fue famoso hace algunos meses por su trabajo en el Diccionario Biográfico Español, cuyas condescendientes indicaciones sobre asuntos como el 23 F o la Guerra Civil causaron polémica en sectores de la izquierda.

Conocida es la conexión que ha tenido el banco históricamente con instituciones religiosas, que mantiene a día de hoy. Sin embargo, también tiene clientes que han sido protagonistas en tiempos de la burbuja financiera. Entre ellos, el fundador de la clínica Baviera, grupo médico que tiene a los March como principales accionistas aparte del grupo fundador.

La entidad oftalmológica no ha sufrido el desastre de otras empresas similares, como Corporación Dermoestética, pero el timing de salida a Bolsa fue malo: debutó en 2007 y, después un pequeño espacio de tiempo de gloria, la cotización se desplomó desde el entorno de los 25 euros a los menos de 6 actuales.

También tienen otros clientes valencianos de renombre, como la familia Serratosa Caturla, dedicada al negocio del aluminio, aunque tampoco pasan por sus momentos financieros más boyantes.

Otro caso exótico es el del futbolista Roberto Carlos, cuya sicav Rodasil ha rodado más que un balón, estando depositada en varias entidades.

Aunque todavía más llamativa es la sicav de Rosendo Naseiro, célebre tesorero del PP que protagonizó el llamado ‘caso Naseiro’, de presunta financiación irregular del partido y que acabó en nada, que tiene 3,6 millones de euros en la sociedad Bitácora. Este último, sin duda procede del Pastor, entidad cuya cartera de clientes era predominantemente gallega. 

El capítulo de instituciones religiosas casi siempre aparece allá donde hay banca privada. Estas entidades tienen habitualmente importantes puntas de tesorería de los colegios que gestionan o las entidades de caridad que deben mantener y es habitual que sean clientes relevantes de las entidades financieras más importantes.

De hecho, siempre que ha habido escándalos financieros, como el caso Fórum Filatélico o Gescartera, han aparecido órdenes religiosas afectadas.

También aparecen como clientes algunos despachos profesionales, de despachos de abogados como Sánchez Casas o de arquitectura como Carlos Ferrater, sin olvidar tampoco parte del patrimonio personal del director financiero de la entidad, Jacobo Fernández Robatto.

¿Libre de cargas?

Aunque en el apartado de banca privada, uno de las cuestiones clave es saber si el dinero está pignorado o no. Muchos especialistas de este sector señalan que una gran parte de las sicav registradas en los últimos 10 años se han registrado a crédito y otras, a su vez, sirven de garantía de determinados préstamos. 

Cuando se habla de patrimonio invertido en las controvertidas sicavs, hay mucho menos del que se piensa que esté libre de cargas aunque por desgracia, eso no figura en ningún registro público. Las sicav son, probablemente, el vehículo financiero más transparente del mundo, ya que se puede comprobar desde cualquier sitio qué inversores son los dueños de estos instrumentos de alto standing. Así, muchos de los grandes patrimonios las han transformado en otro tipo de sociedades, para evitar ese ‘exceso de transparencia’, inédito en el mundo. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba