Mercados

El crecimiento del 9% de los beneficios de las empresas europeas apuntala la recuperación

Los beneficios de las compañías europeas crecieron casi un 9 por ciento interanual en el último trimestre del año pasado, acompañados de una subida de los ingresos del 6,7%, datos que reflejan la recuperación de la economía de Viejo Continente.

Buenas noticias para los inversores en renta variable europea. Los datos de beneficios del último trimestre de la inmensa mayoría de compañías del Eurostoxx 600 muestran un incremento de casi el 9 por ciento interanual, según JP Morgan AM, síntoma de que la recuperación económica comienza a extenderse por todos los países del continente. Además, esta mejora de los beneficios ha repercutido en un crecimiento de los ingresos del 6,7 por ciento interanual.

Este porcentaje de resultados será mayor probablemente cuando se vea el impacto de las medidas del Banco Central Europeo, con la compra de deuda por valor de 60.000 millones desde el pasado 9 de marzo, ya que gran parte de este incremento radica en la depreciación del euro, que ahora se encuentra cercano a la paridad con el dólar.

No solo ha sido la debilidad de la moneda única lo que ha permitido conseguir este buen dato a las empresas europeas. La caída de precio del petróleo y las mejores perspectivas para el crédito, una vez que la banca europea superó los últimos ‘test de estrés’, han ayudado a reflejar esta mejora de las empresas del Viejo Continente.

Los bancos, los mejores

De hecho, el sector financiero ha sido el que más ha reflejado esta subida de los beneficios, con un incremento interanual del 20 por ciento, debido a que los inversores vuelven a demandar crédito, algo que la banca no impulsaba de manera consistente para superar con amplitud las pruebas del supervisor europeo. Superada esta fase, no se descarta incluso que se produzcan operaciones de consolidación en el sector a nivel europeo, mediante fusiones o adquisiciones, en países como Italia o en los de Europa del Este.

Sectores defensivos como el de telecomunicaciones o salud han sido los peor parados, con caídas del 3,2 por ciento y del 9,7 por ciento, respectivamente

Sectores defensivos como el de telecomunicaciones o salud han sido los peor parados, con caídas del 3,2 por ciento y del 9,7 por ciento, respectivamente. Aunque el más perjudicado, porque le afectó directamente el desplome del precio del crudo, fue el energético, que perdió hasta un 30 por ciento interanual de sus beneficios.

Estos datos positivos de recuperación de los beneficios de las empresas europeas han provocado, sin embargo, un encarecimiento de las valoraciones de algunas compañías, lo que obliga a los inversores a volverse más cautos a la hora de realizar una selección.

Por un lado, la escasez de rentabilidad en los activos de renta fija, como consecuencia también de las medidas del BCE (que incluso en algunos títulos de deuda pública de algunos países son negativas), está propiciando la entrada de los inversores en bolsa, impulsados por los buenos resultados de las empresas y de la revalorización de los mercados bursátiles.

Pero, por otro, las valoraciones se encuentran ya en algunos casos en sus máximos niveles, por lo que se debe ser cuidadoso en la selección de compañías y centrarse en aquellas que generan gran parte de su beneficio fuera del mercado europeo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba