Mercados

La Bolsa española reduce su deuda en 78.000 millones y la sitúa en niveles previos a la crisis

Las empresas cotizadas en los mercados españoles han reducido su deuda en 78.165 millones de euros desde los máximos alcanzados a mediados de 2010. De esta forma, sitúan su endeudamiento en 265.271 millones, el nivel más bajo desde antes de la crisis.

Vista general de la Bolsa de Madrid.
Vista general de la Bolsa de Madrid. EFE

Las empresas cotizadas de la Bolsa española han situado su endeudamiento financiero bruto en 265.271 millones de euros en la primera mitad del año, lo que supone un recorte de 78.165 millones frente a los máximos históricos que alcanzaron a mediados de 2010, en 343.436 millones. El descenso, que ha sido continuado en los últimos cinco años, alcanza ya el 22,8%. La cifra se aproxima prácticamente a la capitalización de la mayor empresa del Ibex 35 por capitalización, el Banco Santander, que al cierre de ayer ascendía a 79.517 millones.

Los 265.271 millones de deuda de las firmas que cotizan en los mercados bursátiles españoles, excluidas las entidades financieras, representa, asimismo, una rebaja del 3,3% con respecto al cierre de 2013, cuando el endeudamiento agregado se elevaba a 274.221 millones. El nivel actual supone, además, el más bajo desde 2006, cuando alcanzó los 266.198 millones, de acuerdo con los datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Durante el boom económico y los primeros años de la crisis las empresas -también los países y las familias- sustentaron buena parte de su crecimiento en el endeudamiento. Así, de los 123.966 millones que registraban en 2003, pasaron a los 342.436 millones citados de mediados de 2010. Es decir, un incremento de 219.470 millones, equivalentes a una subida del 177%.

El desapalancamiento de las compañías cotizadas (78.165 millones) representa, por tanto, prácticamente la cuarta parte de lo que el sector empresarial ha reducido su deuda desde 2010

El desapalancamiento de las compañías cotizadas (78.165 millones) representa, por tanto, prácticamente la cuarta parte de lo que el sector empresarial ha reducido su deuda desde la segunda parte de 2010. De acuerdo con los datos del Banco de España, entonces el endeudamiento de las empresas alcanzaba los 1,3 billones de euros, lo representaba el 144% del Producto Interior Bruto (PIB).

Hoy -el último dato corresponde a septiembre- se ha limitado a 970.922 millones, lo que equivale al 92,4% del PIB. Un esfuerzo muy relevante que, sin embargo, a juicio de la Comisión Europea puede ser aún insuficiente. Bruselas estima que todavía sería necesario reducirla en un 30% adicional.

Por sectores, el desendeudamiento de este año se ha concentrado en un 76% en el sector energético (casi 7.000 millones de euros). Desde los máximos de 2010, el mayor recorte de la deuda lo experimentado la construcción y el sector inmobiliario, con un descenso del 42,14% al pasar de 109.990 millones a 63.637 millones.

El mayor recorte de la deuda lo experimentado la construcción y el sector inmobiliario, con un descenso del 42,14% al pasar de 109.990 millones a 63.637 millones.

Las empresas cotizadas energéticas se han desapalancado en 24.952 millones, al bajar de 100.315 a 75.363 millones (-24,87%). Comercio y servicios, por su parte, han disminuido su endeudamiento en 9.112 millones, al pasr de 118.615 millones a 109.503 (-7,68%). Por el contrario, el sector industrial lo ha aumentado en 1.743 millones, hasta los 18.145 millones (+10,62%).

Mientras, la ratio de apalancamiento agregada, definida como el conciente de las deudas sobre patrimonio, también ha evolucionado a la baja en los últimos años, hasta situarse al término del primer semestre en 1,32 veces, ligeramente por debajo de 2013 (1,33) y el nivel más bajo desde 2005, cuando cerró el ejercicio en 1,27. A mediados de 2010, avanzó hasta el 1,65, sólo por detrás del 1,71 de 2006. Este año ha descendido en todos los sectores, excepto en el industrial, en el que pasó de 0,62 a 1,03.

El fuerte desendeudamiento entre las constructoras e inmobiliarias no les impide seguir comandando la ratio de apalancamiento agregada, situada en 3,59 veces (4,21 en la mitad de 2010). El sector energético lo sitúa en 0,68, frente a 1,01. Comercio y servicios apenas lo rebaja al 1,95 (frente a 1,96) y las compañías industriales lo elevan del 0,70 al 1,03.

Por su parte, la ratio de cobertura de la deuda, medida por el número de años necesarios para pagar la deuda si se mantuviera constante el ebitda (resultado bruto de explotación), permaneció prácticamente estable, en el 4,33, frente al 4,29 de 2013. En junio de 2010 tocó su máximo en 4,82.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba