Mercados

El supervisor europeo respalda a la CNMV al prohibir las posiciones cortas

El pasado 19 de octubre la CNMV prorrogó la prohibición de posiciones cortas en los mercados secundarios hasta hoy, fecha en la que entra en vigor el nuevo reglamento europeo que regula las operaciones especulativas en los países miembros.

La Autoridad Europea de Mercados Financieros (ESMA, por sus siglas en inglés), el supervisor bursátil europeo, ha avalado la petición de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de prohibir hasta finales de enero de 2013 las posiciones cortas en la bolsa española. El organismo ha emitido un dictamen en el que considera apropiada y proporcionada la petición de la CNMV por las repercusiones que pueden tener las apuestas a la baja de los inversores para la economía española.

Asimismo, la ESMA cree que el plazo de tres meses en el que estarán vigentes las limitaciones a este tipo de operaciones está justificado. El pasado 19 de octubre la CNMV prorrogó la prohibición de posiciones cortas en los mercados secundarios hasta este jueves, fecha en la que entra en vigor el nuevo reglamento europeo que regula las operaciones especulativas en los países miembros.

Las posiciones cortas o apuestas a la baja consisten en tomar prestadas acciones para venderlas en el mercado con la esperanza de que su precio caiga, momento en el que los títulos se recompran más baratos y se devuelven a su propietario, obteniendo como ganancia la diferencia entre el precio de venta y el de recompra posterior.

El organismo que preside Elvira Rodríguez anunciaba su intención de iniciar los trámites para poder imponer restricciones durante otros tres meses más a partir del momento en que estuviera vigente la nueva normativa europea. Desde este jueves los inversores deben notificar a la CNMV las posiciones cortas en estos instrumentos para lo que el organismo ha puesto en marcha un servicio virtual donde comunicar las posiciones ya existentes y las nuevas, siguiendo los modelos y procedimientos que marca el reglamento europeo.

En octubre de 2011 el Parlamento, el Consejo y la Comisión Europea formalizaron un acuerdo para regular las ventas a corto y los llamados Credit Default Swaps (CDS), derivados que cubren el riesgo de una suspensión de pagos de un país o de una compañía, con el objetivo de limitar la especulación sobre las deudas soberanas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba