Mercados

Las entidades financieras entran en el radar de los inversores para el segundo semestre

En España, donde el peso del sector financiero sobre el índice selectivo es del 40%, apostar por los bancos se convierte en una oportunidad de inversión, teniendo en cuenta que la bolsa española se ha visto sometida a la crisis griega.

Los bancos, nuevo objetivo de los inversores.
Los bancos, nuevo objetivo de los inversores. Efe.

La mejor situación posible en el escenario menos optimista. Esta es la situación a la que se enfrentan las entidades financieras europeas desde hace tiempo. Después de años de saneamiento y de realizar provisiones de capital, los balances de los bancos nunca han estado mejor, como señalan en Natixis GAM.

Si el escenario de tipos de interés prácticamente en cero ha mermado sus posibilidades de ganar dinero con la actividad bancaria tradicional, la inyección de liquidez del Banco Central Europeo ha abierto una nueva vía para volver a abrir el grifo del crédito, pero a costa de reducir sus márgenes.

Esta dicotomía les confiere un atractivo especial para los inversores, en un momento en que los datos macroeconómicos son más positivos. Por un lado, son firmas que han realizado un fuerte ajuste para adaptarse al nuevo entorno, y por otro se encuentran con que el consumo empieza a despegar, y esta tendencia cíclica les beneficia, convirtiéndose en recomendación de inversión por casi todas las casas de análisis.

La inyección de liquidez del Banco Central Europeo ha abierto una nueva vía para volver a abrir el grifo del crédito

En España, donde el peso del sector financiero sobre el índice selectivo es del 40%, apostar por los bancos se convierte en una oportunidad de inversión, teniendo en cuenta que la bolsa española se ha visto sometida durante los últimos meses a la incertidumbre por la crisis griega. Los menores costes de financiación y la caída de la mora, al tiempo que la mejora en la concesión de créditos, son los factores que impulsan a José Ramón Iturriaga, el gestor del Okavango Delta de Abante, a tener valores de la banca doméstica española en su cartera, por su mejor exposición a la recuperación del consumo.

El punto de partida, ante la falta de normalización de la percepción de riesgo por el tema de Grecia, sigue siendo atractivo para quienes apuestan por esta tesis, porque en lo que llevamos de año, solo cuatro entidades han logrado rentabilidades positivas, con BBVA y Sabadell a la cabeza, con un 18,9% y un 10,2% respectivamente. Bankinter, con un 7,3% y Popular, con un 6,6%, han sido las siguientes en obtener un buen rendimiento.

“Sabadell se ha visto reforzada por la compra del banco británico TSB, con el que conseguirá diversificar geográficamente su negocio”, explica Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank. "Santander y Bankia, por diferentes motivos, han visto penalizada su cotización. “Las acciones del Santander todavía no se han recuperado de la ampliación de capital sin derecho de suscripción que realizó en enero, mientras que a Bankia le rodea la incertidumbre sobre las posibles indemnizaciones que deberá afrontar por la venta de acciones a particulares en su OPV”, según  López-Gálvez.

No todos los expertos comparten la opinión de que los bancos sean un valor a tener en consideración. “Hay que ser capaz de comprender el balance de cada entidad financiera y suponer que todo el saneamiento se ha producido ya. Después de siete años de crisis se ha corregido bastante, pero todavía puede quedar un mayor esfuerzo por parte de las entidades financieras”, señala Alejandro Martín, analista y gestor de Metagestión.

Además, “no creemos que la concentración del sector esté generando un oligopolio en la industria que permita subir precios a futuro, por lo que tampoco es una palanca de crecimiento para los próximos años”, subraya.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba