Fondos Flexibilidad y diversificación en las estrategias de renta fija

Los clientes conservadores deben apostar por estrategias de renta fija que cuenten con flexibilidad y diversificación de activos, teniendo en cuenta el entorno de tipos de interés plano que persistirá durante los próximos años.

¿Qué pueden hacer los inversores con los tipos de interés cercanos a cero, en un mundo donde Europa acaba de iniciar un programa de expansión monetaria mientras en Estados Unidos está llegando a su fin? ¿Qué expectativas de rentabilidad pueden esperar los inversores más conservadores sin asumir riesgo cuando los activos tradicionales de renta fija ya no pueden ofrecer la revalorización de hace unos años? ¿Existen alternativas válidas de inversión?

Para responder a estas y otras cuestiones, la gestora suiza Vontobel Asset Management ha organizado en colaboración con Vozpópuli un encuentro con varios de los especialistas más destacados del mundo de la inversión para intercambiar sus impresiones en un coloquio moderado por Javier Chamorro, director de Relaciones con el Inversor de Eurocofin.

Entre los participantes estuvieron Rafael Hurtado, director de inversiones de Allianz Popular Gestión; Diego Fernández, responsable de selección y asset allocation del banco privado A&G; Marian Fernández, analista de renta fija y miembro del comité de inversión de Andbank; Gracia Campos, product manager de fondos de inversión de Deutsche Bank; y Rosa Duce, economista jefe de Deutsche Bank.

Todos estuvieron de acuerdo en señalar que la divergencia de políticas monetarias a uno y otro lado del Atlántico han creado una distorsión en el mercado de renta fija. La subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal norteamericana está siendo retrasada por la apreciación que ha experimentado el dólar, ya que está actuando como un freno a la economía. La cuantía de este incremento de tipos se ha vuelto un debate insignificante para los expertos, que consideran será pequeña y gradual en Estados Unidos, mientras que en Europa no se esperan novedades hasta el final del 'quantitative easing' puesto en marcha por el Banco Central Europeo, que se prolongará hasta septiembre de 2016.

En este contexto, los inversores conservadores no pueden esperar una rentabilidad atractiva en los activos tradicionales de renta fija, porque poco recorrido al alza pueden ofrecer. Los bonos del gobierno se encuentran bajo mínimos en la mayoría de países, ofreciendo incluso rentabilidades negativas en algunos tramos de la curva de tipos de interés. Y los bonos corporativos también encuentran sus diferenciales muy estrechos. La flexibilidad y la diversificación se han convertido de esta manera en las mejores herramientas de los gestores de fondos de deuda a la hora de buscar una alternativa.

"Los inversores conservadores deberían comenzar a pensar más en términos de asset allocation o asignación de activos a la hora de diseñar sus carteras"

Los fondos de retorno absoluto de renta fija se han transformado en la solución de las firmas para combinar estas herramientas, pero los expertos que participaron en el coloquio advirtieron sobre el riesgo de confundir retorno absoluto con ausencia de riesgo, porque precisamente la flexibilidad que tiene el gestor para elegir entre diferentes tipos de activos de deuda y combinarlos en algunos casos con activos de renta variable puede encender la señal de alarma en determinados momentos.

El propio nombre de retorno absoluto ya es engañoso para los inversores, como subrayó Rosa Duce. “La flexibilidad implica asumir más riesgo. El inversor debe darse cuenta de que ya no existe la rentabilidad sin riesgo y que ahora hay numerosos factores de incertidumbre en los mercados, como Grecia, la actuación de la Reserva Federal. Y con los tipos de interés prácticamente en cero, ya no hay tantas oportunidades”.

Esta flexibilidad, según Diego González, significa más volatilidad, razón por la que los inversores conservadores deberían comenzar a pensar más en términos de asset allocation o asignación de activos a la hora de diseñar sus carteras que en los propios activos como determinantes para definir su perfil de riesgo.

De hecho, la variedad de fondos de retorno absoluto que se pueden encontrar en el mercado hace imprescindible un estudio profundo de su estrategia para analizar realmente si el gestor cuenta con libertad para invertir en diferentes entornos. El responsable de selección de A&G advirtió de que algunos gestores están manejando sus fondos de deuda como si fueran activos de renta variable, y se pueden encontrar con el peligro en un momento determinado de no tener contrapartida de liquidez.

“La flexibilidad está muy bien, pero si el gestor no tiene experiencia y si el fondo no tiene liquidez, no funciona”

Marian Fernández señaló a este respecto que deben vigilarse los movimientos de grandes jugadores del mercado, como hedge funds que puedan terminar quebrando o los reembolsos de determinadas clases de activos para detectar señales de alerta.

En un mercado donde los bonos 'high yield', por ejemplo, se encuentran con sus diferenciales muy   estrechos, cualquier evento del mercado puede resultar dañino, señaló Rafael Hurtado. En este sentido recordó la poca atención que suele prestar el inversor a los subyacentes de los fondos cotizados, obviando que el riesgo de los ETF se encuentra precisamente ahí y no en la facilidad de invertir en uno u otro producto.

“La flexibilidad está muy bien, pero si el gestor no tiene experiencia y si el fondo no tiene liquidez, no funciona”, aseguró Ricardo Comín, responsable de Relaciones con Clientes de Vontobel AM Iberia y Latinoamérica. La situación de los mercados “nos está obligando a dirigirnos hacia la parte de más riesgo en renta fija. Y el 'high yield' puede ser una buena idea, sobre todo en las compañías energéticas”.

Este apetito de los inversores y la falta de recorrido de los bonos gubernamentales ha propiciado la búsqueda de deuda corporativa europea, de sectores como el industrial, la automoción o el real estate, sobre todo si se cumplen las previsiones de compra por parte del BCE, aunque seleccionando nombre a nombre de cada valor, apunta Marian Fernández.

Mercados emergentes

Respecto a los mercados emergentes, los participantes en el encuentro de Vontobel y Vozpópuli subrayaron que deben elegirse con mucho cuidado los países donde invertir. “Queremos ver el impacto que tendrá la subida de tipos en Estados Unidos. Preferimos ir entrando después de que ocurra porque se encuentran en un momento complicado, con la desaceleración de sus economías y con la revalorización del dólar”, afirmó Diego Fernández.

“Han dado rentabilidad por el valor del dólar de los últimos años pero ahora ya no, y la subida de tipos en Estados Unidos les va a afectar. Por eso preferimos elegir fondos globales muy flexibiles”, apuntó Gracia Campos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba