Fondos

Pictet AM pide prudencia con el mito de la recuperación económica de Estados Unidos

Andrés Sánchez Balcázar, director de deuda global de Pictet AM, considera que aunque los datos macroeconómicos son positivos todavía persisten dudas sobre su potencia real.

Cuando el consenso de mercado apunta hacia una dirección, quizá sea una buena idea detenerse un momento para analizar la situación. En un mundo con políticas monetarias tan divergentes entre diferentes países como el actual, que está viviendo un proceso de desapalancamiento de deuda con enormes dificultades, este análisis es más que necesario para evitar distorsiones a la hora de valorar los activos.

Esto es lo permite a Andrés Sánchez Balcázar, director de deuda global de Pictet AM y gestor de Pictet Absolute Return Fixed Income, apartarse del “mito” de que la economía de Estados Unidos va bien. Porque a pesar de los programas de expansión monetaria y la recuperación de ciertos datos macroeconómicos, “la deuda sigue aumentando y hay muy poca voluntad política de incrementar el gasto fiscal”, señala.

Esa tendencia positiva significó que el mercado fuera muy rápido en anticipar una subida de tipos de interés a partir del próximo año, a juicio de Sánchez Balcázar. Un optimismo que la crisis de los precios del petróleo ha removido, al poner encima de la mesa de nuevo el debate sobre si la economía norteamericana ha dejado de necesitar el respaldo de liquidez de la Reserva Federal.

 “La crisis europea es institucional: no existen instituciones europeas capaces de resolver las cosas sin pasar por los gobiernos de cada país"

“Incluso si el crecimiento a corto plazo se mantiene y suben los tipos de interés, sería un incremento pequeño”, sostiene el responsable de deuda de Pictet AM, que se muestra preocupado por el cambio de equilibrio que se ha producido en la Fed entre “halcones” y “palomas”, es decir, entre los partidarios de ir apagando la máquina de imprimir dinero y los que sostienen que se debe mantener encendida. En la gestora suiza creen que se producirá una subida de cuarto de punto a finales del próximo año y, dadas las expectativas creadas, “el riesgo es que no lo hagan del todo”, aunque una anticipación en el tiempo también tendría repercusiones en los mercados de bonos, según Andrés Sánchez.

En Europa, el problema del tiempo también es uno de los factores determinantes a la hora de resolver la situación de la economía. “La crisis europea es institucional: no existen instituciones europeas capaces de resolver las cosas sin pasar por los gobiernos de cada país. Falta un mecanismo de transferencias fiscales. Alemania no quiere oír hablar de los eurobonos y la deflación a través de los costes salariales es un proceso muy doloroso que Alemania e Italia no quieren aplicar”, explica el responsable de deuda global de Pictet AM.

Respecto al Banco Central Europeo, Sánchez Balcázar cree que la compra de bonos corporativos va a ser una realidad antes de fin de año y que durante 2015 llegará la adquisición de deuda soberana, aunque esta posibilidad tiene un 60% de probabilidad de que se produzca para el gestor de Pictet AM.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba