Fondos

Belondrade (NGAM): "Los problemas estructurales de Brasil podrían llevar a otra oleada de descontento social"

Matthieu Belondrade, responsable de Renta Variable Emergente Mundial de Natixis Global Asset Management, estima que la combinación de menor crecimiento económico e inflación alta está limitando el crecimiento de la renta real y dañando el crecimiento del consumo.

Durante el primer semestre de 2014, las perspectivas de crecimiento del PIB se deterioraron en Latinoamérica, debido sobre todo a que Brasil comenzó a sentir los efectos del ciclo de subidas de tipos que inició su banco central en abril de 2013. "El crecimiento del PIB en el país, que se cifraba en torno al 2,5% a comienzos de año, ahora se mueve entre el 1,5% y el 2,0%, con riesgos a la baja", comenta Matthieu Belondrade, responsable de Renta Variable Emergente Mundial de Natixis Asset Management.

Este experto destaca que el real brasileño, que cotiza cerca de 2,25 unidades por dólar, sigue estando sobrevalorado. Este nivel ha impedido que las inversiones cobren fuerza. Al mismo tiempo, la combinación de menor crecimiento económico e inflación alta por encima del 6% está limitando el crecimiento de la renta real y dañando el crecimiento del consumo.

Además de los problemas cíclicos, están los problemas estructurales. "Los costes laborales, el coste del capital, la falta de infraestructuras y el marco normativo son problemas estructurales que podrían desencadenar una nueva oleada de descontento social entre la Copa del Mundo y las elecciones presidenciales de octubre", explica Belondrade. No obstante, este panorama más bien sombrío no impidió que Brasil estuviera entre las mejores bolsas de Latinoamérica (índice MSCI Brazil frente al índice MSCI Emerging Markets Latin America entre el 1 de enero y el 20 de junio de 2014), ya que en estos momentos los inversores consideran que existen más probabilidades de que Dilma Roussef no salga reelegida en las elecciones presidenciales de octubre, dado que el porcentaje de la población que aprueba su gestión ha caído desde el 45-40% hasta el 40-35%. Debido a esta incertidumbre en torno al resultado de las elecciones, Belondrade tiene una visión neutral sobre Brasil.

México debería beneficiarse de la mejoría de la actividad económica en EEUU en el segundo semestre de 2014 y posteriormente, según Belondrade. "Aunque los datos económicos han sido algo peores últimamente, esperamos que el crecimiento del PIB repunte y continúe en 2015, mientras que la inflación sigue estando en niveles cómodos para el banco central", apunta Belondrade. A más largo plazo, considera que las reformas puestas en marcha por el gobierno de Peña-Nieto podrían añadir entre un 1% y un 2% al crecimiento del PIB.

Dentro de los países andinos, Belondrade sigue apostando por Perú y Colombia debido a sus dinámicas de mayor crecimiento (crecimiento previsto del PIB del 5,3% y el 4,5%, respectivamente, en 2014). La falta de concreción sobre las reformas políticas en el nuevo mandato de Michelle Bachelet en Chile reduce el atractivo del país, según Belondrade.

Antes incluso de que estallara la crisis política con Ucrania, el entorno macroeconómico ya había empezado a deteriorarse en Rusia. "El crecimiento del PIB del país, que a comienzos de año se cifraba cerca del 2,0%, ahora se prevé entre el 0,5% y el 1,0% y con riesgos a la baja, ya que las consecuencias globales de la crisis diplomática en áreas como las decisiones de inversión y el sentimiento de los consumidores no pueden evaluarse plenamente todavía", explica Belondrade. Al mismo tiempo, la estabilización de los precios de las materias primas, la debilidad del rublo y las bajas valoraciones hacen que el país sea relativamente atractivo, especialmente para las empresas que exportan.

Dentro de la región EMEA, Belondrade sigue pensando que los mercados del centro y el este de Europa son los grandes beneficiarios de la recuperación europea que comenzó en el segundo semestre de 2013. "De hecho, el socio comercial más importante para la región CEE sigue siendo la zona del euro, con Alemania a la cabeza. Así, los denominados países CE3 (Polonia, República Checa y Hungría) están en una posición idónea para beneficiarse de la mejoría económica prevista en Europa en 2014 y 2015 (crecimiento del PIB del 1,1% y del 1,5%, respectivamente, frente a -0,4% en 2013)", afirma Belondrade.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba