Fondos

Metagestión, la gestora independiente que pisa los talones a Bestinver

El equipo gestor ha conseguido que su fondo de bolsa española se codee en rentabilidad a medio plazo con los de otras firmas independientes más grandes.

De izquierda a derecha, Miguel Rodríguez Quesada, Alejandro Martín Toledo y Javier Ruiz Ruiz, el equipo gestor de Metagestión.
De izquierda a derecha, Miguel Rodríguez Quesada, Alejandro Martín Toledo y Javier Ruiz Ruiz, el equipo gestor de Metagestión. Cedida.

Gestionan un patrimonio de 261,5 millones de euros, 3.400 millones menos que Bestinver. Y probablemente son menos conocidos por la mayoría de inversores. Pero es una de las firmas independientes de gestión de activos más antiguas del mercado, con casi 30 años de historia, y su fondo de renta variable española puede presumir de situarse entre los primeros puestos de las clasificaciones por rentabilidad a medio y largo plazo, codeándose con colosos como la gestora de Acciona.

Metavalor ofrece un rendimiento del 8,59% anualizado a cinco años, según datos de Morningstar, y del 6,65% a diez años. Parte de su éxito se debe a los resultados cosechados por Gonzalo Lardiés y Guillermo Escribano, que trabajaron para la firma. A partir del año 2012 tomó las riendas Javier Ruiz como director de inversionesc de la forma, acompañado de Alejandro Martín como cogestor y analista, tarea a la que se ha unido también este año Miguel Rodríguez.

El equipo gestor ha logrado mantener el listón muy alto para una firma de tamaño pequeño y menos recursos que sus competidores, pero fiel a los principios del 'value investing'.

El nuevo equipo ha logrado mantener el listón muy alto para una firma de tamaño pequeño y menos recursos que sus competidores, pero que se mantiene fiel a los principios del 'value investing' o teoría del valor. Esta es la razón por la que huyen de los valores del Ibex, como las entidades financieras, y en general de todas aquellas empresas en las que no encuentran potencial de revalorización a largo plazo, una característica que sí encuentran en las compañías de tamaño medio y menos seguidas por el mercado.

Precisamente no dejarse llevar por las tendencias del mercado y mantenerse fieles a sus ideas de inversión permite que se pueda hablar con el equipo gestor en el transcurso del tiempo sin que hayan modificado básicamente los valores incluidos en su cartera. “No ha habido grandes novedades. Seguimos con la apuesta que hicimos el año pasado por las socimis Lar y Merlin; Baron de Ley, Miquel y Costas, Applus o Aperam”, cuenta Alejando Martín.

Aperam es un fabricante mundial de acero inoxidable que tiene el 60% de sus ventas focalizadas en Europa, una circunstancia que puede favorecer a la compañía con la normativa antidumping contra el acero chino de la Unión Europea. “Es la empresa mejor posicionada respecto a precio porque Acerinox lo tiene más complicado al estar volcada en Estados Unidos, país hacía el que se dirigirán las acereras asiáticas. Y Aperam ha reestructurado la compañía y su deuda financiera neta es bastante baja en relación al sector”, señala Miguel Rodríguez.

Con las últimas caídas de la bolsa a consecuencia de la volatilidad de Grecia, los gestores del Metavalor han aprovechado para incrementar su exposición en algunos valores como Talgo, empresa que comenzó a cotizar en el segundo trimestre. “Desde entonces sus acciones han retrocedido un 20%, a pesar de que su valoración en la salida a bolsa nos parecía razonable, por lo que hemos aprovechado para incrementar nuestro peso en la compañía. Nos atraen especialmente dos aspectos: su mayor enfoque en el área de ingeniería con respecto a la construcción, donde subcontrata las partes no críticas, confiriéndole mayores márgenes y menores costes fijos que sus competidores y, por otro lado, la disciplina a la hora de acudir a contratos que mejor se adaptan a su tipología de producto”, afirma Martín.

Salidas a bolsa

En otras salidas a bolsa también se han planteado la entrada, como ocurrió con la de Aena, pero finalmente desecharon la idea por una cuestión de precio. “Aunque los sectores regulados no nos gustan, el negocio de Aena es excelente, es un generador de caja. Pero el precio no nos encajaba, se situó por encima de lo que estábamos dispuestos a pagar. Además, nos pareció curioso que cotizara un 40% por encima del precio máximo asignado por compañías especializadas del sector”, subrayan.

Esta disciplina con el precio de valoración ha hecho que otras operaciones como Cellnex o Euskaltel hayan sido demasiado ajustadas por arriba según su criterio y en otras, como la de Natuhouse, no vieran claro las barreras de entrada en el negocio, de dietética en este caso.

Respecto a las socimis, los responsables del Metavalor explican que tienen todo el sentido en un país como España donde el ahorro se canaliza a través de las inversiones inmobiliarias. “La certeza del flujo de caja que ofrecen es mayor incluso que la de bancos y utilities. Y siguen cubriendo sus ampliaciones de capital. Al final lo que va a pasar es que van a subir los precios porque los activos prime son limitados”, apuntan.

En la operación de la venta de Testa, la patrimonial de Sacyr a Merlin, en Metavalor los han vivido por partida triple, ya que son accionistas de las tres compañías. “Por la parte de Testa, estamos contentos porque pensamos que era la firma de property de mayor calidad en España. Por el lado de Sacyr, también porque el mercado tenderá a poner en valor que se centre en su negocio de la construcción”, aseguran.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba