Lola Solana, gestora de 'small caps' de Santander AM "Si estás convencido de las empresas en las que inviertes, a largo plazo tendrás resultados"

El consumo sigue siendo la gran apuesta para la responsable de los fondos de smal caps de Santander AM, para quien la volatilidad de los mercados representa una oportunidad de compra.

Aunque para los inversores menos avezados en la renta variable 2016 está representando una auténtica prueba de fuego, para los gestores activos está significando poner en valor su estrategia. Lola Solana, responsable de los fondos de small caps de Santander Asset Management, es consciente de esta circunstancia y por eso no reniega de su visión sobre las compañías a pesar de la enorme volatilidad de los mercados. “La divergencia ahora entre valor y precio de una empresa es mucho mayor y hay que aprovecharla pensando en los próximos tres años. He incrementado posiciones en algunas compañías pero mantengo bastante firme mis convicciones del año pasado. Mi visión no ha cambiado”, subraya.

Entre esas convicciones se encuentra el sector relacionado con el consumo, que acapara una parte mayoritaria de la carteras de sus fondos. “El PIB sigue creciendo en España de una forma importante, la deuda privada cada vez cae más y el consumo mantiene un ritmo de crecimiento del 3%. Los salarios empiezan a crecer, al igual que el empleo. Con los tipos de interés en negativo, con  el precio del petróleo por los suelos... la demanda interna tiene que seguir haciéndolo bien. Por eso apuesto por todo lo relacionado con el consumo, con todo lo que tenga que ver con el turismo, con el sector hotelero”, apunta.

"Si estás convencido de las empresas en las que inviertes, la volatilidad a mí no me importa. Me importa perder dinero porque hay reembolsos que me fuerzan a vender, en un momento que no es de venta".

Para la gestora de Santander AM, la incertidumbre política está retrasando la llegada de más inversores extranjeros, pero “tarde o temprano se despejará y entonces vendrá todo el flujo exterior”. “Hoy por hoy España está olvidada. El inversor extranjero industrial o financiero no ha entrado porque está esperando que se despejen determinadas dudas, que el miedo a la recesión se despeje. Pero en el momento que eso ocurra, entrará y veremos consolidación”, advierte.

Solana pone de ejemplo a Gamesa. “Tanto los márgenes como los balances y la generación de caja está mejorando en las empresas, así que tienes todos los ingredientes para que se produzcan operaciones de M&A (fusiones y adquisiciones, por sus siglas en inglés), que serán un catalizador para los próximos años. Porque si no hay crecimiento orgánico, la única forma que tienen las empresas de crecer es a través de operaciones corporativas”.

¿Dónde ve la gestora las oportunidades para invertir a medio plazo? “En un mundo anémico, no vamos a encontrar sectores con mucho crecimiento. Tenemos que apostar por aquellos donde haya mejora y potencial de recuperar lo que han perdido. Ahora mismo esto se encuentra en compañías con exposición a mercados emergentes, en firmas de commodities y energía. Evidentemente, quizá sea demasiado pronto para plantearlo pero pensando en un plazo de tres a cinco años, sin duda son los sectores con más potencial. A corto plazo, consumo”, señala Solana.  ¿Y el sector financiero? “Un entorno de tipos de interés bajos o negativos no es el más favorable para las entidades financieras”, apostilla.

Los fondos que gestiona Lola Solana se caracterizan por ofrecer datos consistentes de rentabilidad a largo plazo, lo que ha tenido un efecto llamada sobre los inversores que buscaban exposición a renta variable en producto domésticos. Pero, al igual que ha ocurrido en otras entidades, la volatilidad de los mercados ha empujado a los inversores más temerosos a buscar productos más conservadores. Una situación que impide a gestores activos como Solana desarrollar su estrategia plenamente. “Si estás convencido de las empresas en las que inviertes, la volatilidad a mí no me importa. Me importa perder dinero porque hay reembolsos que me fuerzan a vender, en un momento que no es de venta. Eso sí que me da rabia, porque materializo la pérdida. Pero la volatilidad hay que aguantarla y sufrirla. Y si estás convencido de las empresas en las que inviertes, a largo plazo tendrás resultados”, enfatiza.

Para evitar esas ventas indeseadas, Solana recomendaría a los inversores que asumieran un horizonte temporal más largo. “Me gustaría que confiaran en la filosofía de inversión del fondo y que tuvieran en la cabeza que es una inversión que se tiene que materializar en tres años, por lo menos. Y si no son capaces de resistirlo, mi consejo es que no inviertan en renta variable”, sugiere.

Y vuelve a reiterar que la volatilidad permite encontrar oportunidades “muy interesantes”. “Si estás convencido de las empresas en las que inviertes, de sus fundamentales; si tienen nichos de mercado, no tienen deuda, cuentan con una mejora operativa y generan caja... independientemente de la volatilidad del mercado, esas empresas lo van a hacer bien. Puede que los vaivenes exógenos les afecte en algún momento, pero sus resultados seguirán siendo sólidos a largo plazo”, resalta Solana.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba