Fondos

Lierde, la sicav de la familia Alierta, triplica su patrimonio y apuesta por el sector inmobiliario

Superan los 150 millones de euros en activos bajo gestión y logran más de 500 accionistas, lo que permite realizar traspasos como si fueran fondos de inversión. Entre sus principales apuestas, figuran nombres como Lar, Merlin o Realia.

Lierde, la sicav vinculada a la familia Alierta, está teniendo una acogida muy buena entre los inversores profesionales desde que comenzó hace más de año y medio su comercialización más activa en el mercado. Ha alcanzado ya los 151 millones de euros en activos bajo gestión sin modificar su método de selección de valores, que le ha llevado a cosechar una rentabilidad media del 16,47%, más del doble que el Stoxx 600 o el Ibex 35 desde su creación en 1994.

Y ha logrado superar los 500 accionistas, una cifra que permite realizar traspasos como si fuera un fondo, característica que facilita también dejar de ser un vehículo de inversión familiar para entrar en el radar de los inversores.

Sus datos de revalorización le han convertido en una pequeña joya en el mundo de la inversión, donde no abunda la gestión activa verdadera, aun en el mundo de las sociedades de inversión. Por esa razón sus movimientos no pasan desapercibidos por el mercado.

Su apuesta por algunas entidades financieras como Banco Popular está relacionada con su exposición al ladrillo.

De ahí que haya suscitado interés su apuesta por el sector inmobiliario y el bancario, en los que tradicionalmente los 'stock pickers' no suelen fijarse. Nombres como las socimis Merlin Properties y Lar España o Realia se sitúan entre las primeras posiciones de la sicav actualmente, aunque el porcentaje de exposición es inferior al 4%.

Los responsables de Lierde, Juan Uget y Carlos Val-Carreres, explican que algún nombre cotiza en estos momentos con descuento y que los grandes inversores institucionales aún no han entrando con fuerza en el mercado, a pesar de la llegada de varios fondos especializados o hedge funds. Su apuesta por algunas entidades financieras como Banco Popular está relacionada con su exposición al ladrillo, precisamente.

Pero como buenos gestores activos, no les gusta que relacionen determinadas posiciones tácticas con otras de más largo plazo que son las que han permitido alcanzar los datos de rentabilidad de la sicav, gracias a su método de análisis.

Para empezar, se fijan en firmas que puedan situarse entre las mejores de su sector durante los próximos diez años y, sobre todo, en aquellas que puedan entrar en este radar durante los próximos cinco años, con un potencial de capitalización de 1.000 millones de euros, porque hasta entonces no serán seguidas por los expertos.

De esta forma consiguen acotar un universo de 53 empresas para el primer caso y de 228 para el segundo, estudiando a continuación el retorno de capital empleado, el track record de la firma y su estructura de capital. Dentro de su modelo han estudiado y siguen a más de 500 compañías, entre las que figuran marcas conocidas como Primark y Associated British Foods, y otras menos llamativas para el gran público como Reply o Dätwyler. La primera es una empresa tecnológica altamente especializada que presta servicios a entidades financieras, entre otras. Y la segunda es una firma centrada en el sellado de productos farmacéuticos que también participa en la elaboración de una famosa marca de cápsulas de café.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba