Fondos

Gesconsult aprovecha las caídas en valores medianos para incrementar sus posiciones

La firma presidida por Juan Lladó cree que la bolsa española seguirá su tendencia alcista si las empresas empiezan a mostrar signos de recuperación en los beneficios.

Alfonso de Gregorio, director de inversiones de Gesconsult.
Alfonso de Gregorio, director de inversiones de Gesconsult.

Los gestores de Gesconsult se muestran positivos con la evolución de la bolsa española y las posibilidades de crecimiento de la economía española, siempre que el Banco Central Europeo mantenga su política de medidas para favorecer la debilidad del euro. Los datos macroeconómicos, a su juicio, ponen de manifiesto que la senda alcista podría tener un recorrido durante al menos los próximos tres o cuatro años, situando al selectivo español en los 16.000 puntos.

El director de gestión de la firma, Alfonso de Gregorio, justificó este pronóstico en que las reformas puestas en marcha hace año y medio por el gobierno están permitiendo que “España sea la excepción positiva entre las economías europeas” y si, finalmente, los beneficios empresariales empiezan a hacer más visible esta recuperación, que ya es palpable en la evolución de la bolsa, “2015 será un año de mayor crecimiento”, señaló en un desayuno con inversores.

Al igual que ocurrió en Estados Unidos y Alemania, aunque por diferentes motivos, la bolsa española aún presenta un recorrido alcista porque la recuperación se ha iniciado con cuatro años de retraso respecto a estos países. En la economía norteamericana, por el efecto de las medidas de expansión del crédito. Y en Alemania, debido al carácter de valor refugio que experimentaron sus activos, lo que forzó a la baja sus tipos de interés, el mismo efecto que habría provocado un estímulo de su política monetaria. Y mientras que el Standard and Poor's 500 y el DAX ya superaron hace dos años sus máximos de 2007, al Ibex 35 todavía le falta un 60% de revalorización para alcanzar los 16.000 puntos.

Este potencial alcista se sustenta, además, en los datos que va mostrando la economía española, y que deberían de ser factores de crecimiento de cara al próximo año, según los responsables de Gesonsult. Las exportaciones ya representan un 34% del PIB español, lo que muestra un cambio de modelo productivo, y es un sector que se va a ver apoyado por las políticas puestas en marcha por el Banco Central Europeo a medio plazo. La devaluación del euro frente al dólar y la recuperación de la demanda interna también influirán en esta mejora de la competitividad.

“El BCE tiene un arsenal de medidas para expandir su balance crediticio y esto debería influir en la evolución de la bolsa, siempre que los beneficios empresariales acompañen. Si esto ocurre, podríamos tener dos, tres o cuatro años de subidas en la bolsa y llegar a los 16.000 puntos”, aseguró Lola Jaquotot, gestora de renta variable en la firma presidida por Juan Lladó.

Precisamente la presentación de resultados de las compañías del tercer trimestre servirá para “incidir en el mensaje positivo que puedan transmitir de cara a final de año”, subrayó  Jaquotot. “Los analistas solemos ir por detrás de los mercados. Pero a medida que se revisen los números –en función de la incidencia de las medidas del BCE y la devaluación del euro– el Ibex debería reflejar estos datos positivos”. Y cuando esto ocurra, se abaratarían los costes de entrada a la renta variable española, una vez que se recuperen los beneficios empresariales.

Esta visión optimista de la economía española les ha hecho aprovechar las caídas de la semana pasada para incrementar posiciones en determinados valores, porque no lo consideraron el inicio de una tendencia bajista, sino una simple corrección técnica. Incluso los vaivenes que han sufrido determinadas compañías, con caídas de hasta el 6% de su valor, como consecuencia de la marcha de   algún gestor estrella español de su firma de inversión, han sido utilizados en Gesconsult para aumentar su presencia en este tipo de empresas de medianas capitalización, como CIE Automotive, que ya representan alrededor del 35% del fondo Gesconsult Renta Variable.

“Son compañías muy sensibles a las exportaciones, donde se van a producir movimientos corporativos y van a tener acceso a la financiación por la rebaja de costes”, señaló Alfonso de Gregorio. Y teniendo en cuenta la situación del euro, se decantan por compañías que se beneficien de un euro débil, como Viscofan, Acerinox, Tubos Reunidos, Técnicas Reunidas, Europac o ACS.

Respecto al sector financiero, BBVA y Caixabank, y en menor medida Santander y Sabadell, son las   únicas apuestas de Gesconsult. De la entidad presidida por Francisco González esperan que que crezca por su negocio de México, mientras que del banco catalán les gusta que su ratio de capital sea superior al 11%. De todos modos, “mientras que no se reactive el crédito, el crecimiento será muy plano”, explicó Lola Jaquotot, para quien los beneficios hasta ahora han venido de la reducción de costes y del fin de las provisiones. Pero “el crédito debe de fluir” para que el negocio bancario vuelva a resurgir y se abaraten los costes de financiación.

Además, en negocios regulados como Enagás o Red Eléctrica, han tomado posiciones en los últimos meses, una vez que el entorno legislativo ha quedado más claro.

Respecto a la renta fija, David Ardura, subdirector de gestión y experto en deuda de la firma, apuntó que ahora ven más valor en los títulos corporativos, mientras que en los países periféricos ya ya hay poco recorrido, excepto en algunas emisiones de deuda empresarial que sufre por la percepción del riesgo país, como ocurre en el caso de Portugal.. Y estando muy pendientes de la acción de la Reserva Federal norteamericana. “Más tarde o más temprano van a tener que subir los tipos, con la consiguiente repercusión en Europa”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba