Fondos

El fondo de pensiones de los funcionarios españoles, con 630 millones de euros, también invierte en sicavs

Y no sólo en eso. Tiene alrededor de un 5% de su cartera en instrumentos muy sofisticados. Eso sí, desde 2012 están congeladas sus aportaciones. Su tamaño es de 633 millones de euros. 

Pese al escándalo populista que se ha levantado por el plan de pensiones voluntario de los Europarlamentarios, por el doble hecho de que los diputados gocen de un plan de previsión privado que, además, está registrado en una sicav de Luxembugo, el fondo de los empleados públicos también toma posiciones en sicavs luxemburguesas y productos mucho más sofisticados.

El fondo en cuestión se llama Fondo Age (Administración General del Estado) y está gestionado por BBVA. Como puede verse en su último folleto mensual, su tamaño es de 633 millones de euros, a pesar de que Mariano Rajoy congeló las aportaciones en 2012, entre sus primeras medidas de recorte, en una medida que afectó a los más de 610.000 partícipes que lo componen. Pese a esto, en 2012 los titulares realizaron aportaciones personales por 1,7 millones.

Cumple 10 años

Este plan cuenta con 10 años de vida (BBVA ganó el concurso para su gestión en julio de 2004) y es por tamaño, actualmente, el octavo mayor, según datos de Inverco, por debajo del plan de empleo de La Caixa, Telefónica, Endesa, Bankia o Iberdrola.

Conforme aparece en su memoria de 2012, el 6% de la cartera estaba invertido en fondos de inversión internacionales, mientras que otro 3% era para inversiones alternativas. Y analizando sus cuentas de 2013, (a partir de la página 30) pueden verse posiciones en activos como el fondo Morgan Stanley European Currency, Fidelity Euro High Yield, Invesco Euro Corporate Bond, Robecco High Yield Bonds, Amundi Funds Bond Euro Hifh Yield o Schroeder Japan Select Equities. Todos denominados en euro y todos registrados en sus respectivas sicavs luxemburguesas.

Muchos de estos fondos pueden estar también registrados por la CNMV, por parte de aquellas firmas que quieren facilitar la contratación en el mercado doméstico. Pero todos tienen registradas sus sicav en Luxemburgo, en la que están colocados estos mismos fondos, denominados en distintas divisas para que los compren los inversores internacionales. 

Pero no sólo hay eso en cartera. También hay coberturas mediante futuros sobre EuroStoxx, fondos cotizados de Lyxxor referenciados a materias primas o inversiones en seis sofisticados private equity españoles: Altamar, Corpfin, BBVA Capital Privado, Arcano o incluso Azora, firma esta última sobre la que escucharon críticas por la adquisición de vivienda pública en Madrid.

También CC OO

La previsión social complementaria es habitual también en los colectivos públicos. De hecho, hasta CC OO dispone de un plan de pensiones para afiliados, bastante bien gestionado, por cierto, ya que bate a la media.

La semana pasada tuvieron lugar dimisiones por parte de Willy Meyer (IU) y devolución de aportaciones por parte de Elena Valenciano (PSOE), al conocerse que tenían posiciones en un plan de pensiones voluntario del Parlamento Europeo y que este fondo estaba registrado dentro de una sicav. Algo perfectamente normal no sólo en el exterior, sino en España, como puede verse analizando el plan de empleados públicos, que también pueden aceptar o rechazar este complemento. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba