Fondos

Los inversores desconocen quién decide la estrategia de un fondo de inversión

Solamente cuatro de cada diez ahorradores precisa que hay un equipo gestor profesional detrás y para tres de cada siete lo más importante es la rentabilidad a la hora de elegir un fondo.

En pleno auge de fichajes, nombramientos y salidas de gestores de las firmas donde trabajaban, el Segundo Estudio del Observatorio Inverco, centrado en el conocimiento de los partícipes sobre los fondos, señala que una gran parte de los ahorradores desconoce quién se encarga de la estrategia de inversión. Según un estudio realizado en septiembre a través de internet a 660 hogares, con un error muestral de +/- 3,81%, solamente el 40% de los encuestados precisa que es un equipo de gestores profesionales. El resto apunta a la entidad financiera (41%) o directamente asegura no saber quién lo realiza (15%).

Incluso entre aquellos ahorradores que se denominan dinámicos (frente a conservadores o moderados), el desconocimiento sobre quién se encarga de gestionar un fondo es elevado, ya que únicamente 6 de cada 10 encuestados responde que hay un equipo profesional.

Estos datos muestran, por tanto, que para una parte considerable de inversores minoristas carece de importancia todavía el nombre que  hay detrás de la gestión en un fondo de inversión. Las preocupaciones son de otra índole. Según la encuesta del Observatorio Inverco, la rentabilidad es la característica que más se valora a la hora de seleccionar una gestora.

En concreto, para el 35% de los participantes, seguida de la capacidad de servicio al cliente (21%). Después, ya se tienen en cuenta otros aspectos como la experiencia en la gestión de determinados activos o mercados (16%), la rápida adaptación a los movimientos del mercado (12%), el tamaño del fondo (8%) o el reconocimiento a través de premios.

Según el inversor va ampliando su capacidad de asumir riesgo, la rentabilidad deja de tener tanta importancia a la hora de escoger un fondo, un valor que solo preocupa al 27% de los encuestados que se consideran dinámicos en sus inversiones, y se tienen en cuenta otras características, como el dominio de determinados activos (22%) o la capacidad de reacción frente al mercado (20%).

Otro dato a destacar del estudio del Observatorio de Inverco es que aún persiste la creencia de que la rentabilidad de los fondos de inversión procede de la inversión exclusiva en depósitos bancarios (16% de los encuestados) o incluso el desconocimiento de cuál es su procedencia (19%).

Unos porcentajes que se incrementan considerablemente entre los inversores que se califican como conservadores, donde únicamente cuatro de cada diez participantes señala que la rentabilidad tiene su origen en los mercados financieros. Pese a todo, para poco más de la mitad de los encuestados las comisiones de gestión que aplican los fondos de inversión son razonables o muy razonables.

Gonzalo Rengifo, miembro del Observatorio Inverco, explica que una de las causas que podrían justificar estos resultados es que hasta hace poco una gran mayoría de inversores en fondos colocaba su dinero en productos garantizados y “no han tenido una curiosidad innata por saber” cómo se comportaba el fondo.

Esto también se refleja en el número de ahorradores que afirman haber leído el folleto informativo del fondo. Únicamente el 33% de los encuestados asegura que lo ha revisado en detalle, un porcentaje que va aumentando hasta el 54% en el caso de los inversores dinámicos.

Pero seguramente donde más lagunas muestran aún los inversores es respecto a las ventajas fiscales de los fondos frente a otros productos financieros. Según el estudio, el 69% de los encuestados opina que los fondos no tienen mejor tratamiento tributario que los depósitos o las imposiciones a plazo; el 75% no considera que sea mejor este trato que el de las acciones, y el 86% cree que los bonos y obligaciones presentan un tratamiento fiscal más adecuado. Y estos porcentajes varían en función del perfil de riesgo pero no de una manera que permita dilucidar que cuanto mayor es la exposición al riesgo, mayor es el conocimiento que los inversores tienen de la fiscalidad de los fondos frente a otros productos financieros.

En cambio, seis de cada diez encuestados señalan que pueden traspasar su dinero de un fondo a otro sin pagar impuestos en ese momento, un ratio que ha aumentado respecto al estudio de 2012, donde solo eran cuatro de cada diez participantes. Y mayor es la proporción de quienes saben que pueden diferir el pago de impuestos hasta que se realice un reembolso. En concreto, ocho de cada diez encuestados.

Más preocupante resulta la ignorancia de una gran parte de los ahorradores sobre la seguridad que proporciona un fondo de inversión en caso de quiebra de la entidad gestora. El 52% de los participantes en el estudio del Observatorio Inverco no sabe que la entidad depositaria es la responsable del dinero invertido o creen que perderían su inversión.

El perfil del inversor español que se puede extraer a través de esta encuesta es el de un hombre (55%), con una tendencia moderada a la hora de invertir (50%), que tiene entre 46 y 65 años (43%) o entre 36 y 45 años (37%) y que posee un patrimonio de hasta 20.000 euros en fondos de inversión (39%) o entre 20.000 y 40.000 euros (18%).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba