Fondos

Orduña critica la falta de apoyo de los colegios de economistas para impulsar la figura del asesor financiero

El presidente del Registro de Economistas Asesores Financieros presenta su dimisión ante el desinterés que ha encontrado en varios colegios.

Sorpresa entre los asesores financieros ante la noticia adelantada por Funds Society sobre la dimisión de Carlos Orduña como presidente del Registro de Economistas Asesores Financieros (REAF), perteneciente al Consejo General de Economistas.

Este registro nació con la intención de potenciar la figura de las empresas de asesoramiento financiero en España, cuando empezaron a aparecer las primeras eafis, y servir de cauce de interlocución con las autoridades reguladoras. Pero la agrupación de los grandes nombres del sector en Aseafi, la asociación que aglutina a las firmas más importantes de la industria por volumen patrimonial asesorado, diluyó al órgano especializado de los economistas, que se quedó más como una asociación para los profesionales independientes de tamaño medio o menor, aunque aglutina al 70% del sector.

La falta de medios para desarrollar adecuadamente el trabajo encomendado a este órgano así como la falta de impulso del propio Consejo de Economistas están detrás de su dimisión, según aseguró a Vozpópuli Carlos Orduña. Esto creaba, a su juicio, una serie de deficiencias en su tarea de representación que le han llevado finalmente a presentar su renuncia, ante el riesgo que encontraba para el cumplimiento de los estándares de control interno y de la defensa de los asesores financieros.

Orduña también critica la dificultad encontrada en numerosos colegios de economistas a la hora de fomentar esta figura, que eran más proclives a cuidar de otros órganos con más trayectoria entre los profesionales de la economía, como los asesores fiscales o los auditores.

Además, la fusión de los antiguos titulares mercantiles con los colegios de economistas ha provocado la creación de cuotas de representación en los diferentes órganos del Consejo que entorpecen el funcionamiento de la institución, según Orduña. La asignación de la dirección general del REAF a Paloma Belmonte, procedente de los titulares mercantiles, habría sido la gota que colmó el vaso para que Orduña haya presentado su dimisión.

Desde el Consejo General de Economistas señalan que para profesionalizar las labores de interlocución tanto con la Administración como con los diferentes colegios se ha buscado la figura de una directora general que pueda llevar a cabo sus funciones a jornada completa y que agilice el día a día de este órgano especializado. Y aseguran que se ha pensado en un perfil no asociado a ninguna de las sensibilidades que giran entorno al mundo del asesoramiento (empresas especializadas, universidades, sector bancario) para no herir ninguna susceptibilidad. Además, recuerdan que desde el órgano se ha apoyado la figura del asesor financiero, como demuestra el trabajo desarrollado durante los últimos años en la tramitación de los expedientes ante la CNMV, por ejemplo.

También subrayan que cada órgano del Consejo trabaja con los medios necesarios aunque limitados para desarrollar su trabajo, y que en ocasiones la función de representación de un colectivo exige mucho esfuerzo personal, que normalmente se valora poco. En el Consejo señalaron que la función de presidente del REAF quedará vacante, como ha ocurrido en otras ocasiones con otros órganos especializados.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba