Fondos

Sorpresa en el sector de las gestoras por la 'suspensión temporal' de los reembolsos en Banco Madrid

El supervisor adopta una medida contemplada en el Reglamento de IIC para evitar que la salida masiva de los inversores afecte de manera indiscriminada al valor liquidativo de los fondos.

Oficina de Banco Madrid
Oficina de Banco Madrid GTRES

La ‘suspensión temporal’ aplicada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a los reembolsos de los fondos de inversión y sicav controlados por Banco Madrid ha sido una sorpresa en el mundo de la gestión de activos, porque no se recordaba una medida tan drástica, que supone un auténtico ‘corralito’ para los inversores, ni siquiera cuando se produjo la caída en desgracia de Banco Espirito Santo, según las fuentes de mercado consultadas.

La justificación de la medida se encuentra en que, ante la avalancha de solicitudes de retirada de dinero de estas instituciones de inversión colectiva (IIC) registradas en la entidad, existía un serio riesgo de que el valor liquidativo cayera en picado.

La actuación del regulador trataría de evitar esta situación y de ahí que haya aplicado una medida contemplada en el artículo 44 del Reglamento de IIC de 2012. De hecho, la suspensión temporal durará el “tiempo imprescindible para garantizar los derechos de los inversores en estos productos y su igualdad de trato”, según la nota difundida por la CNMV.

La huida sin control de los inversores hubiera provocado que los porcentajes de liquidez de los fondos no hubieran sido suficientes para realizar los reembolsos solicitados, teniendo que deshacer posiciones de manera indiscriminada.

Valores líquidos

Habitualmente, cuando un gestor se enfrenta a una situación de este tipo reequilibra la cartera del fondo reduciendo la inversión en aquellos valores que han tenido un recorrido fuerte y han perdido potencial, para incrementarla en aquellos otros más estables. Además, hay que tener en cuenta la liquidez de los valores, es decir, la posibilidad de vender los títulos de una compañía mediana sin afectar a la propia cotización del valor.

La medida de la CNMV no evitará que los partícipes pidan la retirada de su dinero, ante la magnitud de lo ocurrido con BPA.

Estas razones explican por qué la CNMV ha impuesto un ‘corralito’ a los inversores en fondos y sicav de Banco Madrid que, sin haber ofrecido más explicaciones al respecto, ha roto con la imagen de que esto no podía ocurrir en los fondos de inversión. Una medida acertada para proteger al inversor pero que incluso podría fomentar más solicitudes de reembolsos ante las dudas suscitadas entre los partícipes, una vez que se levante la suspensión.

De hecho, algunas fuentes sugieren que se trataría de ganar tiempo a la espera de lo que ocurra finalmente con Banco Madrid, pero que no evitará que los partícipes pidan la retirada de su dinero, ante la magnitud de lo ocurrido con BPA, la matriz de la entidad de gestión patrimonial española.

En cualquier caso, y a la espera de que el regulador español ofrezca más detalles de su actuación, hay que recordar que el dinero invertido en IIC se encuentra separado del balance del banco, por lo que el concurso de acreedores solicitado por la entidad no afecta a los partícipes. Banco Madrid Gestión de Activos gestionaba 3.171 millones de euros en fondos de inversión y 892 millones millones en sicav, según los últimos datos de febrero.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba