Fondos

Los fondepósitos buscarán en Europa los extratipos que la banca española ya no les da

La banca española está en mejor posición de liquidez, o al menos, está dejando de ofrecer extratipos que todavía se podrán lograr en Portugal, Italia o incluso Alemania. Este año han entrado miles de millones de euros en los fondepósitos, capaces de beneficiarse de los extra tipos prohibidos por el Banco de España.

Los fondepósitos han sido los únicos instrumentos capaces de beneficiarse en los últimos tiempos de los tipos de interés elevados de las cuentas bancarias. Pese a que el Banco de España ha sugerido a las entidades que no apliquen tipos altos a los particulares, los inversores institucionales sí han podido disfrutar de ellos a través de fondos. Sin embargo, los rendimientos cada vez son más bajos en España: la banca doméstica tiene ya suficiente liquidez y en 2014, algunos gestores de fondepósitos comenzarán a tomar posiciones en depósitos de otros países por primera vez, donde no existe ese techo a la rentabilidad, para mantener retornos atractivos.

Los fondepósitos han sido una de las estrellas en este ejercicio que finaliza, tanto en rentabilidad como en capital captado. Los más rentables son el Esaf Fondepósito (de Espirito Santo) y el Ahorro Corporación Fondepósito, que rondan el 2,7% anual, aunque el de mayor tamaño es el Santander Fondepósito, que acabó el pasado ejercicio con menos de 700 millones de euros y ahora ronda los 3.000, después de haber integrado los de Banif y Banesto.

Aunque sigue sin impresionar al particular, una rentabilidad del 2,60% es más que elevada, si se tiene en cuenta que el actual tipo de interés del Banco Central Europeo (BCE) es del 0,25% y prácticamente no hay inflación.

El fondo Ahorro Corporación Fondepósito maneja algo más de 700 millones de euros. En lo que va de año, su clase institucional ha incrementado su tamaño un 1.600%. Este segmento aplica comisiones más bajas para inversores capaces de colocar 100.000 euros como mínimo. Para particulares, la cifra de entrada es de 60 euros, aunque las comisiones suben.

Su gestor, Enrique Lluva, indica que “ya no se ofrecen tipos del 2%-3% en cuentas bancarias. La Letra del Tesoro a 9 meses se acaba de colocar al 0,66%”. Por tanto, “el año que viene habrá que tomar posiciones en depósitos de países como Italia, Francia, Portugal e incluso Alemania, que pueden ser más atractivos, ya que la banca española está mejor posicionada en liquidez y no ofrece ya retornos altos, al no estar tan necesitada de pasivo”.

Todos en España

Los principales fondepósitos son los de Santander, Bankia, Deutsche Bank, Sabadell, Espirito Santo, Ahorro Corporación, que a su vez gestiona los de Caja 3 o Nova Galicia; Gescooperativo… Todos invierten en depósitos españoles, salvo el de Espirito Santo, que lo hace en entidades lusas.

El experto destaca que “ahora mismo, tengo un 18% en cartera en cuentas de Popular, un 13% en Mare Nostrum, otro 13% en Liberbank o un 11% en Santander. Pero Popular o Bankinter, otro habitual de los extratipos, ya no están ofreciendo remuneraciones altas”.

“Una cartera con depósitos portugueses puede dar tranquilamente 100 puntos básicos más que una con cuentas españolas”, afirma Lluva. “Incluso se puede entrar en cuentas de bancos alemanes que ofrezcan diferencial”.

“El año que viene, será difícil que algún depósito español supere el 0,40% anual. Ahora mismo, ese recorte de rentabilidades es palpable: el 70% de los depósitos ya está por debajo del 2%”.

Estos fondos son elegidos por inversores institucionales, para sacar partido a sus puntas de tesorería. Invierten la mayor parte de su patrimonio en cuentas bancarias y una pequeña parte en pagarés, para optimizar en lo posible la rentabilidad, sin perjuicio de la liquidez ni la seguridad. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba