Fondos

Los ahorradores conservadores encuentran motivos para mantener su perfil antirriesgo

Los fondos que invierten en deuda pública española ofrecen una revalorización atractiva a medio plazo para un inversor con aversión al riesgo.

Las entidades niman a sus clientes a dar el salto a un perfil que incluya una mayor exposición a activos bursátiles
Las entidades niman a sus clientes a dar el salto a un perfil que incluya una mayor exposición a activos bursátiles Archivo

La reciente bajada de tipos de interés del Banco Central Europeo hasta el 0,5% ha situado la tasa libre de riesgo en un nivel todavía más bajo que el 0,15% que hasta ahora marcaba la frontera entre las inversiones conservadoras y las más dinámicas. Por encima de este medio punto porcentual, los ahorradores deberían de ser conscientes de que sus decisiones de inversión entrañan algún tipo de riesgo.

Hace meses que las entidades están animando a sus clientes más reacios para que den el salto a un perfil que incluya una mayor exposición a activos bursátiles. Los fondos mixtos de renta fija, que son los productos estrella desde hace tiempo, han reflejado este cambio de tendencia, al ser los que mayores suscripciones netas están cosechando mes tras mes. Una vez que los ahorradores no pueden contar ya con las antiguas remuneraciones de los depósitos, el paso a los fondos de inversión ha sido necesario para contar con una rentabilidad adecuada por perfil de riesgo.

Pero ahora ya no hay nada garantizado. Y nunca mejor dicho si hablamos de los fondos de inversión. Los fondos garantizados, que antes de la crisis eran los protagonistas absolutos del sector, han cedido terreno a los fondos con un objetivo de rentabilidad no garantizada. Es decir, si se cumplen los parámetros bajo los cuales se construye la estructura de estos fondos, el inversor obtiene un rendimiento extra. En caso contrario, ni siquiera se le garantiza que recupere el principal invertido, como ocurría con los fondos garantizados.

En cualquier caso, la remuneración de la mayoría de estos fondos con objetivo de rentabilidad sigue siendo un atractivo para el ahorrador todavía reacio a cambiar de estrategia. De hecho, como categoría acumulan un 6,21% de rentabilidad neta a lo largo de este año, según los últimos datos del informe mensual de Ahorro Corporación, correspondiente al mes de agosto.

Los ahorradores más conservadores pueden encontrar fondos de estas características que incluso les haga permanecer invertidos en activos que conocen de primera mano, como es la renta fija pública española. Dentro de la categoría de Deuda Pública España de la consultora VDOS, el fondo que menos rentabilidad ofrece actualmente es Foncaixa Renta Fija 2015, con un 0,91% en lo que va de año.

Un dato que, no obstante tal y como el BCE ha rebajado el precio del dinero, se antoja aceptable. Pero de los 150 fondos registrados en esta categoría por VDOS, la gran mayoría supera el 3% de rentabilidad. BBVA Bonos Patrimonio XI, con un 11,3% de rentabilidad, es fondo con mejor revalorización, después del ETF de iShares Spain Goverment Bond Ucits, con un 12%.

A más largo plazo, los fondos de VDOS agrupados en esta categoría también ofrecen rentabilidades muy interesantes para el ahorrador conservador. A cinco años, el fondo con 'peor' recorrido es Hércules Patrimonio, que ofrece un 3,22% de rentabilidad. Foncaixa Objetivo Ibex, con casi una revalorización de casi el 42%, es el fondo que en este período proporciona un mejor comportamiento con diferencia.

La mayoría de los fondos que cuentan con cinco años de vida de esta categoría de VDOS también muestran una trayectoria más que satisfactoria para sus partícipes, con rentabilidades por encima del 10%. A menor plazo, a tres años, los datos también son elocuentes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba