Fondos

BBVA CIB apuesta por la renta variable europea con España como activo favorito

La unidad de análisis de mercados de BBVA Corporate & Investment Banking considera que la economía europea debe copiar la hoja de ruta seguida por Estados Unidos.

Sucursal de BBVA.
Sucursal de BBVA.

Sorpresas positivas en Europa para 2015. Son las estimaciones que ha realizado la unidad de análisis de mercados de BBVA Corporate & Investment Banking, que muestra optimismo sobre la recuperación de la economía europea, siguiendo el mismo modelo de expansión monetaria que ha realizado Estados Unidos durante los últimos años, basado en la evolución de ciertas tendencias a largo plazo, que incluso la caída del precio del petróleo y otras materias primas puede ayudar a consolidar. 

A juicio de Antonio Pulido, director de BBVA Global Markets Research, a pesar de cierta percepción de incertidumbre sobre el futuro, acentuada ahora por la situación de Rusia, el riesgo sistémico es bajo, comparado con la caída de Lehman Brothers o la crisis del euro de hace unos años. Se trata más bien de cierto nerviosismo ante el comienzo de la paulatina subida de tipos de interés en Estados Unidos, la aplicación de un programa de expansión monetaria en Europa y la brecha que producirá esta divergencia. 

“Nos encontramos en un momento de máxima liquidez en el mercado, como consecuencia del ahorro realizado por los países emergentes y las políticas laxas de los países desarrollados”, y esta situación está provocando que los inversores diversifiquen mucho sus apuestas por distintas clases de activos, lo que propicia que todo suba con mucha volatilidad, según Pulido. 

Pero este exceso de liquidez, acompañado de una mejoría de la situación en Europa, terminará fluyendo a la “economía real”, canalizado mediante la financiación de proyectos de infraestructuras u operaciones de private equity, a juicio del director de BBVA Global Markets Research. “”Estados Unidos ha diseñado una hoja de ruta exitosa y Europa la va a copiar”, señala. 

Se trata, en definitiva, de provocar una reflación de la economía europea que permita reactivar la financiación de las pequeñas y medianas empresas y que los costes de financiación se reduzcan por debajo del ROE de las empresas. 

“El equity europeo tiene un margen de recorrido importante y puede dar sorpresas positivas en 2015. Existe la percepción de que el Banco Central Europeo a actuar con una actitud más 'europea', con un modelo de expansión monetaria que podría romper las expectativas de desinflación”, subraya Ana Munera, directora de Global Equity. 

“Las compañías europeas cotizadas son globales y se benefician por tanto del crecimiento global. Y se debería de ver una mejoría de las valoraciones porque las expectativas de beneficios no han dado todavía las sorpresas positivas que esperamos para el próximo año. Habrá mayores márgenes en aquellos países que ya han avanzado en sus reformas, como España”, apunta Munero, quien asegura que el Ibex podría alcanzar los 12.000 puntos o incluso superarlos. 

En este contexto, el diferencial del bono alemán y el español a diez años tendería a estrecharse aún más, situándose por debajo de los 100 puntos básicos, hasta alcanzar los 70pb, según las previsiones de BBVA CIB. Bonos high yield y ligados a la inflación son la clase de activos de deuda por los que apuestan para el próximo año.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba