Fondos

Renta 4 se fija en México como objetivo para completar su presencia en los países del MILA

Estar presente en todos los países miembros del Mercado Integrado Latinoamericano (MILA) y aprovechar la integración de sus bolsas para ofrecer su plataforma tecnológica es el objetivo de Renta 4 con su deseo de entrar en México.

El Mercado Integrado Latinoamericano (MILA) significa la integración tecnológica de las bolsas de Lima, Bogotá, Santiago y México, de tal forma que un inversor de cualquiera de estos países puede operar a través de este sistema en el parqué de otro país distinto. Esto le ha convertido en el primer mercado de la región, con más de 700 valores listados que suman más de 900.000 millones de dólares de capitalización bursátil, y en el sexto a nivel mundial, superando al índice brasileño Bovespa.

Nació al calor de la Alianza del Pacífico, que vincula a los mismos países latinoamericanos, hace cuatro años y su éxito ha propiciado la creación de seis fondos de inversión temáticos y dos ETF. Una iniciativa que permite muchas oportunidades para las firmas de intermediación y asesoramiento, en un momento de fuerte crecimiento de las clases medias. Así lo entendió Renta 4 en su momento, ya que su llegada a la región fue casi paralela al nacimiento del MILA. En 2012 compraron el 70% de una sociedad de valores chilena. Al año siguiente empezaron a trabajar en Perú y después en Colombia. Ahora, la pata que falta por completar es México y Tristán González del Valle, director de Desarrollo de Negocio en Latinoamérica de Renta 4, asegura que es la “asignatura pendiente” de la firma española para 2015.

El país azteca acaba de incorporarse al mercado integrado latinoamericano a principios de año y ha establecido un sistema de comisiones más práctico para estandarizar los costes de liquidación y depositaría. Y su pertenencia al mismo tiempo al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, junto a EEUU y Canadá, significa contar con un importante socio regional.

González del Valle explica que no se puede entender la integración de los mercados latinoamericanos sin la presencia de México, de ahí que Renta 4 esté barajando diferentes opciones para entrar allí. “Igual que hemos sido prudentes en los primeros países donde entramos, vamos a serlo ahora. Pero esto no significa que si hay una operación que merezca la pena, sigamos adelante”.

Aunque la figura jurídica que han adoptado para acceder a estos países latinoamericanos es la de sociedades de valores, la prestación de servicios que realizan es similar a la matriz española. De hecho, ha sido la experiencia de casi treinta años la que les ha permitido abrir puertas en un momento en que el euro no gozaba de 'prestigio' cuando llegaron a la zona. “La mayoría de los inversores tiene su patrimonio en dólares y no confiaban en Europa. Pero ahora muchos family offices, compañías de seguros, fondos mutuos y otros inversores institucionales nos están llamando y estamos abriendo cuentas a un ritmo superior al que esperábamos”, apunta González del Valle.

La clase media cuenta con una cultura tecnológica y financiera elevada, tienen unos ahorros incipientes y no cuentan con un servicio de asesoramiento personalizado

Parte del éxito de Renta 4 se debe a su plataforma tecnológica, que permite realizar transacciones 'online' de manera eficaz, muy apreciada por los inversores latinoamericanos, hasta el punto de que la firma española acaba de firmar un acuerdo con un importante grupo industrial y un banco en Chile para implementarlo en el país andino. La Bolsa de Lima, por ejemplo, todavía no cuenta con un desarrollo tecnológico, por lo que será más fácil para un peruano comprar acciones europeas que de las compañías locales mediante este sistema.

“Hay muy pocas firmas como Renta 4. No nos ven como un competidor, sino como un proveedor de servicios financieros. Y trabajamos de manera local, con presencia física en estos países, ofreciendo nuestro modelo de asesoramiento integral”, apunta Tristán González.

El surgimiento de una clase media consolidada explica también el interés de la firma española en la región latinoamericana. “Estas personas cuentan con una cultura tecnológica y financiera elevada, incluso por encima de la media europea. Son profesionales formados en Estados Unidos y Europa, que han trabajado en multinacionales y han regresado a sus países de origen. Tienen unos ahorros incipientes entre 200.000 dólares y un millón de dólares y no cuentan con un servicio de asesoramiento financiero personalizado”, explica el directivo de Renta 4.

El MILA también pretende homogeneizar la salida a bolsa de pequeñas y medianas compañías latinoamericanas para proporcionar mayor liquidez y profundidad a este mercado. Y el negocio de intermediación en este tipo de operaciones bursátiles es otra de las patas de negocio de la firma española en la región. Colombia y Perú están pendiente de integrarse en la OCDE a lo largo del próximo año, pero ya trabajan con las normas internacionales de contabilidad. Esto simplificará los trámites administrativos en Luxemburgo, centro financiero de la industria de inversión por excelencia, y donde Renta 4 tiene registrada su propia gestora.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba