Gestoras

AXA IM lanza un fondo que invierte en high yield de EEUU de corta duración

AXA Maturity 2022, que tiene un objetivo de rentabilidad anual de entre el 4% y el 7%, tiene abierto el período de suscripción hasta finales de febrero de 2017.

Beatriz Barros de Lis, directora general de AXA IM para España.
Beatriz Barros de Lis, directora general de AXA IM para España. Cedida.

AXA Investment Managers ha lanzado al mercado Maturity 2022, un fondo centrado en deuda de alta rentabilidad o high yield de corta duración de empresas de Estados Unidos. Sigue la estela del Maturity 2020, enfocado en esta clase de activo de los países de la OCDE, que ha logrado un gran éxito de captación entre los inversores.

La firma de inversión del grupo asegurador francés considera que su experiencia en la gestión de high yield, activo donde cuenta con 28.000 millones de dólares de volumen patrimonial, les ha permitido posicionarse como una de las opciones favoritas de los inversores a la hora de buscar una solución en el actual entorno de mercado. “Damos confianza”, asegura Beatriz Barros de Lis, directora general de AXA IM España.

Maturity 2022, que tiene un objetivo de rentabilidad anual de entre el 4% y el 7%, tiene abierto el período de suscripción hasta finales de febrero del próximo año, momento a partir del cual penalizará los reembolsos para garantizar la estrategia del fondo. Esta estimación de rentabilidad se realiza en función del cupón que ofrecen los bonos en los que invierte, alrededor de cien títulos, que se van rotando en función de su evolución en los mercados secundarios y de la percepción de impago de los mismos.

La elección de duraciones cortas mitiga el riesgo de volatilidad y permite acceder a un mayor rendimiento en las carteras, según Barros de Lis, quien destaca cómo este tipo de estrategias permite a los inversores de banca privada entrar en activos como la deuda high yield o la renta fija emergente por primera vez e ir acostumbrándose a su idiosincrasia.

Este tipo de estrategias de corta duración en renta fija, como los mencionados, el high yield europeo o los bonos ligados a la inflación, han posibilitados que AXA IM España haya acumulado 4.825 millones de euros de activos bajo gestión hasta el tercer trimestre de este año, un 50% más del volumen que tenía a finales de 2015.

“Hasta ahora no había tanta conciencia sobre el tema de la inflación, pero a raíz de la victoria de Donald Trump y su programa de políticas fiscales, empezaremos a ver más crecimiento económico y un repunte de los precios”, señala Barros de Lis.

La incertidumbre política motivada por el referéndum en Italia y las elecciones en Francia y Alemania del próximo año lleva a los responsables de AXA IM a no estar positivos en renta variable por la volatilidad que entrañará para los mercados, al igual que ocurre con los mercados emergentes, muy dependientes de la evolución del dólar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba