Grupo Zed La Fiscalía investiga el traspaso de 0,6 millones de Zed a La Venta El Tito, de la novia de Javier Pérez Dolset

El complejo gaditano La Venta El Tito está administrado por Nuria García Arranz, actual pareja de Javier Pérez Dolset, expresidente del grupo Zed. Ambos están imputados por presunto delito de fraude en subvenciones públicas.

Javier Pérez Dolset, expresidente del grupo Zed.
Javier Pérez Dolset, expresidente del grupo Zed. Efe.

La Fiscalía Anticorrupción investiga el traspaso de 0,6 millones de euros de empresas del grupo Zed a la sociedad Blue Kite 25, que tiene como administradora a Nuria García Arranz, pareja de Javier Pérez Dolset, expresidente y accionista del grupo tecnológico español. Bajo la denominación social de Blue Kite 25 se encuentra La Venta El Tito, un conocido restaurante de carretera situado en Tarifa, que habría percibido, según fuentes cercanas a la investigación, entre julio de 2015 y marzo de 2017, 0,64 millones de euros procedentes de empresas del grupo Zed.

Javier Pérez Dolset fue detenido el jueves 29 de junio en el marco de la Operación Hanta, que investiga, entre otros presuntos delitos, supuestos fraudes cometidos en la concesión y empleo de préstamos y subvenciones del Ministerio de Industria y otros organismos públicos a empresas de Zed y sociedades vinculadas a la familia Pérez Dolset.

La querella presentada por Fiscalía está dirigida, entre otras personas, contra el mismo Javier Pérez Dolset; sus hermanos Ignacio y Patricia; sus padres, Juan Antonio Pérez y María Jesús Dolset; y su actual pareja y exdirectiva de Zed, Nuria García Arranz. La sociedad Blue Kite 25 es una de las personas jurídicas también imputadas.

La Venta El Tito registró pérdidas de 0,29 millones en 2015 y su deuda a corto plazo se disparó hasta los 1,15 millones

De acuerdo a las fuentes consultadas, los investigadores han constatado de momento que en 2015 se emitieron facturas entre Zed Worldwide, Pure Action Sports Europe -dedicada al Kite surf, supuestamente vinculada a los Pérez Dolset- y Blue Kite 25 que, indiciariamente, no responden a "una actividad mercantil real".

Las fuentes contactadas estiman que entre julio de 2015 y marzo de 2017, La VentaEl Tito (Blue Kite 25) recibió 0,28 millones desde Zed Worldwide; 0,12 millones de euros desde Zed Latinoamérica; y 0,24 millones desde otra empresa de Zed. Los traspasos no figuran en las cuentas de Zed Worldwide y se hicieron, según las fuentes consultadas, sin informarse al resto de accionistas de la compañía española.Zed Worldwide se declaró en concurso el pasado año -el mayor concurso de acreedores ocurrido en España en 2016, con un pasivo de 369 millones de euros-.

El traspaso de dinero de Zed Worldwide a La Venta El Tito se produjo antes de que la empresa tecnológica fuera declarada en concurso; después, fueron empleadas las otras dos sociedades del grupo Zed, que no se encontraban en concurso de acreedores, para traspasar el dinero al restaurante gaditano.

Pérdidas

La Venta El Tito se encuentra en la carretera Nacional 340, antes de llegar a Tarifa, a la altura del kilómetro 81,5. Las cuentas de Zed Worldwide de 2015, y las de Blue Kite 25 del mismo año, no recogen préstamos u otras operaciones entre ambas sociedades.

Según los datos de Registro Mercantil consultados por este diario, Blue Kite 25 fue constituida en abril de 2014 siendo nombrado administrador único Ángel Rivas Pino, que se mantuvo en el cargo un mes, hasta marzo de 2014. Después fue sustituido como administrador único por Nuria García Arranz.

Estudio Jurídico Almagro también llevó a cabo operaciones con Zed y empresas vinculadas que no se corresponderían con relaciones mercantiles reales

Ángel Rivas Pino aparece en los datos de Registro Mercantil consultados como directivo de Estudio Jurídico Almagro, otra de las personas jurídicas imputadas en la Operación Hanta. El despacho estuvo dirigido entre 2003 y 2016 por Patricia Pérez Dolset. Según las investigaciones en marcha, Estudio Jurídico Almagro también llevó a cabo operaciones con Zed y empresas vinculadas que no se corresponderían con relaciones mercantiles reales.

De acuerdo a las cuentas de 2015 de Blue Kite 25, ese año el restaurante perdió 291.252 euros (145.091 euros de pérdidas en 2014), tras ingresar 336.837 euros (61.652 euros de cifra de negocio en 2014). La empresa contabilizó como otros gastos de explotación 452.095 euros (76.049 euros en 2014). El pasivo corriente se disparó entre 2014 y 2015, desde los 606.661 euros hasta los 1,15 millones (la deuda a corto plazo "con otros acreedores" pasó de 10.445 euros a 404.943 euros).

En 2015 La Venta El Tito fichó como cocinero a un reputado chef. En 2014, según publicó un medio digital de Tarifa, La Venta El Tito fue sancionada por la Junta de Andalucía por obras realizadas sin autorización.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba