Infraestructuras La banca bloquea a ACS la financiación de la OPA de Abertis por la caída bursátil de Hochtief

La constructora tenía comprometido el apoyo de la banca para una ampliación de capital de su filial Hochtief para sufragar parte de la OPA sobre Abertis. Sin embargo, el descenso de la cotización de la empresa alemana  y el temor a un descuento de derribo ha dejado el compromiso en suspenso.

Florentino Pérez, presidente de ACS, sigue buscando opciones para pujar por Abertis
Florentino Pérez, presidente de ACS, sigue buscando opciones para pujar por Abertis

ACS sigue trabajando a marchas forzadas para armar una OPA sobre Abertis que sea capaz de competir con la de la italiana Atlantia. Sin embargo, la operación le está costando más de lo esperado a la compañía que preside Florentino Pérez, que se ha encontrado en las últimas semanas con que los bancos no están dispuestos a poner el dinero comprometido para acometer parte de la oferta, valorada en algo más de 17.000 millones de euros. A todo ello se añade el factor en contra del tiempo, puesto que la oferta debe ser presentada antes del próximo 20 de octubre.

Una vez más, las complicaciones están relacionadas con Hochtief, la filial alemana de ACS, fijada como clave para acometer la operación en los planes que los bancos asesores (JP Morgan, Lazard y Key Capital) pusieron encima de la mesa del grupo constructor y de servicios. Tras barajas varias opciones, la elegida fue la de una ampliación de capital, por un importe aproximado de unos 5.000 millones de euros, a la que no acudiría ACS.

El efecto dilutivo reduciría la participación del grupo en Hochtief desde el 72% que posee en la actualidad hasta poco menos del 40%, lo que, en cualquier caso, le aseguraría seguir manteniendo el control efectivo de la filial.

A tal efecto, ACS alcanzó una serie de acuerdos con la banca para asegurar la ampliación de Hochtief. Los bancos asumieron el compromiso aunque no se fijó una referencia de precio para la ampliación. Y ahí es precisamente donde radica el problema. La cotización de la compañía alemana ha sufrido un duro castigo desde que ACS admitió a finales del pasado mes de julio que estudiaba competir con Atlantia por hacerse con el control de Abertis.

Incertidumbre financiera

En concreto, los títulos de Hochtief han perdido algo más de un 20% desde entonces, y han pasado de cotizar en el entorno de los 175 euros hasta los 140 que presentan ahora (incluso llegaron a desplomarse hasta la cota de 131 con los rumores de que la ampliación de capital era inminente).

Esta circunstancia habría provocado que Hochtief tuviera que emitir más acciones en la ampliación para cubrir la financiación que había comprometida con la banca, lo que comportaba un mayor riesgo para las entidades financieras. Y aún mayor si se tiene en cuenta que, como informó Vozpópuli, las primeras prospecciones de mercado dieron como resultado que la alemana debería ofrecer un descuento considerable para hacer atractiva la ampliación.

Presión temporal

Unido a la frontal oposición de los representantes de los trabajadores, temerosos de que las acciones de Hochtief se desplomaran y pusieran en riesgo los planes futuros de la compañía, ésa fue la causa de no poder llevar hasta la mesa del consejo de supervisión de Hochtief la ampliación hace dos semanas, cuando ya se daba prácticamente por hecho.

La aprobación definitiva de la OPA de Atlantia por parte de la CNMV, que se produjo este lunes, ha terminado por poner presión al máximo para que ACS cierre la financiación de su oferta, que le está dando más problemas de los esperados, dada la abundante liquidez existente actualmente en el mercado. El periodo de aceptación de la oferta del grupo italiano finaliza el próximo 24 de octubre, con lo que el 19 será el último día para presentar una propuesta competidora.

En cualquier caso, Atlantia se asegura el derecho de hacer en exclusiva una segunda oferta, al ser el primero que lanzó una OPA. El mercado no descarta que, si finalmente ACS consigue armar una oferta, los italianos respondan elevando la contraprestación de la suya, de 16,5 euros por título.

La opción de ACS cuenta con los parabienes del Gobierno, que no quiere que Abertis acabe bajo el control de una empresa extranjera. De hecho, como avanzó Vozpópuli, hace tiempo que Moncloa puso en marcha la maquinaria para tratar de poner difícil a Atlantia la operación. La Abogacía del Estado trabaja a destajo en esta línea. Como en el caso de ACS, no cuentan con mucho tiempo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba