Empresas

La banca augura una fácil victoria de Telefónica en la puja móvil de Brasil

Brasil, el motor de Telefónica, abrirá la subasta de licencias 4G móviles el 5 de junio. Rondará los 1.200 millones y Alierta parte de una situación cómoda contra sus tres rivales.

Brasil se está preparando tecnológicamente para albergar dos de los grandes acontecimientos a nivel mundial de los próximos años: el Mundial de Fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016. Pese a tener una de las tasas más bajas de penetración en 3G, quiere presentarse al mundo con una imagen vanguardista y para ello, está a punto de iniciar por fin la subasta -va con retraso de seis meses- para repartir las licencias que pongan en marcha la cuarta generación de telefonía movil. 

No hay duda de que para las telecos ya establecidas en este mercado, Brasil representa uno de sus respectivos motores de crecimiento, y esta guerra supone una prioridad estratégica para estas. Vivo (Telefónica) Tim Brasil (Telecom Italia), OI (Portugal Telecom) y Claro (America Móvil), las cuatro grandes operadoras de Brasil competidarán en la puja, pero en esta batalla,  Telefónica, el primer operador móvil en Brasil a través del operador Vivo (posee una cuota de 29,54%), es la compañía mejor posicionada para plantar cara a sus rivales, según los bancos consultados.

Si los precios de la subasta se disparan, las respuestas de Tim Brasil (26,46% de cuota), Claro (24.93%) y OI (18,78%) se verán golpeadas. Un ejemplo. TIM Brasil (creció un 113% en 2011) cuenta con una posición financiera positiva en Brasil, pero su matriz, Telecom Italia, tiene sobre la mesa  un proceso agresivo de recorte de su deuda, y ya ha dicho que su tope en el proceso se sitúa en 200 millones de euros.  Por su parte Oi es la teleco más endeudada en Brasil  y Portugal Telecom (sólo consolida un 25,6% de OI) sufre también una elevada presión por el mismo problema. Para Telefónica, en cambio, el acceso al 4G en Brasil, permitirá crecer fuera de Sao Paulo con productos combinados de telefonía fija y móvil y se beneficiará del bajo nivel de endeudamiento de Vivo.

Telefónica podría invertir unos 400 millones

El regulador brasileño Anatel no ha establecido aún el precio mínimo de la puja. Pero atendiendo a las subastas que se realizaron en Europa, los bancos calculan que el precio total podría rondar los 1.200 millones de euros.

El reparto que se baraja sería: Telefónica, unos 400 millones; Telecom Italia otros 400 millones; Claro, unos 300 millones; y Portugal Telecom 100 milllones, según un informe de ESN fechado el  23 de abril.

Brasil no tiene un afán recaudatorio (no está presionado por las necesidades presupuestarias), por lo que el precio de salida será bajo. Brasil quiere promover la inversión y está imponiendo agresivas obligaciones de cobertura.  

Cuatro subastas para cuatro operadores

Aún no hay nada cerrado, pero el esquema que se presenta inicialmente adelanta que no habría una fuerte guerra de precios. Cuatro licencias nacionales para cuatro operadores.

El mercado cuenta con la participación de los cuatro más grandes,  teniendo en cuenta la importancia del mercado brasileño en sus cuentas y sus perspectivas de crecimiento.  En este sentido, descarta la entrada de operadores como el operador alternativo GVT (que ya ha declarado que no acudirá al proceso) o CTBC (2% de cuota).

Técnicamente, el foco del proceso se centrará en la banda de 2,5GHz porque por la banda de 450 MHz, también en el proceso, está enfocada para dar cobertura a zonas rurales.

Los operadores  interesados ya tienen fecha para presentar sus propuestas de precios y toda la documentación requerida ante el regulador Anatel. Será el 5 de junio. Previamente, el organismo publicará las condiciones del folleto este viernes, 27 de abril.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba