Empresas

Goirigolzarri asume el control de Bankia tapando las pérdidas de la entidad

La entidad no publica sus resultados del primer trimestre, porque reformulará sus cuentas de 2011 tras la auditoría de Deloitte.

JP Morgan también vaticina pérdidas en Bankia.
JP Morgan también vaticina pérdidas en Bankia. EFE

En el último minuto, con escasos datos y escondiendo la cifra de provisiones y pérdidas de la entidad. Así lo ha decidido José Ignacio Goirigolzarri, nuevo presidente de Bankia. El banco cotizado publicó ayer, último día previsto por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), una particular cuenta de resultados del primer trimestre de 2012, que sólo reflejaba las cifras relativas a los ingresos del grupo. Nada de lo que en el 'argot' financiero se conoce como la "parte baja" de la cuenta de resultados, donde aparecen la provisiones, los impuestos y los beneficios o pérdidas, variables imprescindibles para conocer el verdadero estado financiero de una entidad. El banco cotizado decidió no dar ningún tipo de información sobre el resto de cifras que empiezan a descontar del margen recurrente, lo que realmente gana la entidad por su negocio financiero (492 millones). Es decir, los ingresos por comisiones, ingresos y gastos por depósitos y los gastos de funcionamiento.

La entidad se ampara en el cambio que pueden sufrir las cuentas de 2011, presentadas sin la firma de Deloitte, para explicar la ausencia de datos. Esta reformulación de las cuentas se debe a la negativa del auditor a firmar un ejercicio contable en el que estimaba que había una diferencia patrimonial en la valoración que BFA tenía sobre su filial Bankia de 3.500 millones y un cómputo de créditos fiscales, por valor de 2.465 millones, que no deberían activarse. Ambas situaciones fueron algunos de los motivos que implicaron la nacionalización de la entidad y la salida de Rodrigo Rato.

"Respecto a las dotaciones por deterioro de activos financieros y no financieros, los saldos de cierre del ejercicio 2011 están siendo objeto de revisión por lo que las posibles modificaciones sobre éstos pueden ocasionar variaciones en las necesidades de dotación del primer trimestre del ejercicio 2012. Por tanto, una vez disponibles las cuentas anuales del ejercicio 2011 definitivas y del informe de auditoría de las mismas se procederá a estimar las necesidades de dotación de estos activos", explica la entidad en su comunicado, que espera poder dar sus cuentas definitivas con ocasión de la convocatoria de la Junta de Accionitas, antes del 31 de mayo.

Inicialmente, los resultados de Bankia reflejaban un beneficio de 309 millones en 2011, que ahora se convertirá en pérdidas por el efecto de los dos decretos de saneamiento inmobiliario. Bankia adelantó en el último trimestre de 2011 provisiones por valor de 1.139 millones, para iniciar la limpieza del ladrillo tóxico que le exigía el primer Plan Guindos. Con esta anticipación, al grupo le quedaban por dotar 2.257 millones para cumplir dicho Decreto. Ahora debe provisionar otros 4.813 millones (BFA sólo tiene que dotar 91 millones) para sanear su cartera crediticia promotora sana. El impacto de los dos decretos puede llevar a la entidad a un volumen de pérdidas en el entorno de los 6.000 millones, según reconocen fuentes del sector.

No se reduce el préstamo promotor Bankia logró una mejora del 24% de su margen de intereses en el primer trimestre y redujo en un 11,1% los gastos generales y de personal. Sin embargo, esta mejoría fue acompañada por una reducción de los préstamos a clientes, especialmente a pequeñas y medianas empresas, mientras que se mantuvo la exposición al 'ladrillo'. El grupo sumó 190.053 millones de euros en préstamos a clientes al cierre de marzo, 2.802 millones menos que en diciembre, "consecuencia de la baja demanda de crédito y el contexto de mayor riesgo de crédito y liquidez en el mercado".

El banco cotizado redujo su cartera de préstamos en un 1,45%, aunque la disminución fue repartida de forma desigual. El banco redujo en un 3,7% los préstamos a empresas, pymes y autónomos, que suman un 27,8% del crédito bruto, mientras que el préstamo a promoción y construcción inmobiliaria, un 17% del total, "no registró variaciones significativas". En el caso de la financiación a particulares para la adquisición de vivienda, los préstamos bajaron un 1,5%, teniendo así un peso del 44,5% de todo el crédito de Bankia.

La comunicación sorprendió a buena parte de los consejeros de Bankia, que hoy esperan conocer las líneas maestras de la hoja de ruta prevista por el nuevo presidente durante la reunión del consejo del banco cotizado. Habitualmente, las cuentas son debatidas y aprobadas por el consejo antes de ser comunicadas a los organismos supervisores. Goirigolzarri tiene previsto iniciar en este consejo la renovación de su equipo directivo, como ha informado este medio, con la entrada de José Sevilla, ex colaborador del nuevo presidente en la etapa de BBVA. No se descarta la salida de algún consejero.

Esta situación de inestabilidad en la entidad se refleja a diario en su cotización. Tras el duro castigo de sus títulos desde la dimisión de Rato, hace diez días, los accionistas de Bankia pierden más de un 50% desde el precio de salida a Bolsa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba