Empresas

Daños colaterales: Sacyr pierde dos tercios de su valor en seis meses

Sacyr Vallehermoso, principal accionista de Repsol, arrastra los seis meses más convulsos de su historia, en buena parte debido a los avatares sufridos por la petrolera (incluido el capítulo de la expropiación de YPF) pero también por los suyos propios. En el último medio año, sus acciones se han desplomado hasta el punto de perder dos tercios de su valor. Por medio, una fuerte crisis en el consejo de administración, la venta de la mitad de su participación en Repsol y un notable incremento de las posiciones cortas.

Manuel Manrique tomó la presidencia de Sacyr tras la salida de Luis del Rivero
Manuel Manrique tomó la presidencia de Sacyr tras la salida de Luis del Rivero Europa Press

Sacyr fue el gran perjudicado ayer en los mercados por la expropiación de YPF, además de la propia Repsol. El grupo constructor se dejó un 5,92% y cerró en 1,89 euros, un nuevo mínimo histórico, notablemente penalizado por el hecho de ser el principal accionista de la petrolera (aun conserva una participación del 10%) y por el fuerte descenso experimentado por los títulos de Repsol (6,06%). No obstante, la caída de ayer sólo supone para Sacyr el último capítulo de una pesadilla que se inició después del verano, coincidiendo con la crisis en su consejo de administración.

Algo más de seis meses han pasado desde que Luis del Rivero abandonó la presidencia del grupo constructor, enfrentado con algunos de los restantes accionistas con el problema de Repsol encima de la mesa. Ante las dificultades para refinanciar el préstamo obtenido en su día para la compra del 20% de la petrolera, las tesis de Del Rivero (que apostaba por no mover ficha en Repsol) fueron tumbadas por la mayoría del consejo, que terminó por desalojarle de la presidencia y ejecutar la venta de un paquete del 10%.

La operación se llevó a cabo a finales del pasado ejercicio, cuando Sacyr ya estaba acusando en bolsa la crisis en el seno de su consejo de administración. Desde que se desprendió de la mitad de su participación en Repsol, hace cuatro meses, los títulos del grupo constructor se han depreciado un 56%.

Los descensos experimentados por Sacyr en los últimos seis meses han sido mucho más acusados que, por ejemplo, los de la propia Repsol, que en el mismo periodo ha perdido algo más de un 23%. También es muy superior al registrado por empresas de su sector, como Ferrovial (la constructora española con mayor capitalización, un 10%) e incluso ACS (-34%), presionada por los mercados por su elevado endeudamiento.

La estrategia de los especuladores

A la fuerte caída de Sacyr también han contribuido las ventas de acciones llevadas a cabo por Del Rivero desde su salida del consejo de administración. Su participación se ha reducido hasta el 7% que mantiene en la actualidad, desde el poco más del 12% que llegó a poseer.

En medio de este clima complicado para la empresa, Sacyr se ha visto también penalizada por la actuación de los especuladores, que han aprovechado los descensos de la constructora para entrar en el valor. Desde que comenzaron los descensos pronunciados de Sacyr, los especuladores han tomado cerca de un 1,5% del capital de la empresa, lo que también ha contribuido a la presión de los mercados.

Sacyr prosigue manteniendo su participación en Repsol como garantía del préstamo, renovado desde diciembre de 2011, para la adquisición de los títulos de la petrolera que aún controla.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba