El equipamiento de los túneles está valorado en 500 millones de euros

FCC y Ferrovial pujarán por uno de los mayores contratos del Crossrail británico

Los grupos españoles FCC y Ferrovial se han convertido en candidatos a llevarse uno de los contratos más atractivos del Crossrail británico, el nuevo sistema de transporte ferroviario para Londres y sus alrededores. Sendos consorcios en los que participan las empresas se encuentran en la fase final para la adjudicación de un único contrato que engloba el equipamiento de todos los túneles de la nueva infraestructura y que está valorado en 400 millones de libras (unos 500 millones de euros).

Baldomero Falcones, presidente y CEO de FCC
Baldomero Falcones, presidente y CEO de FCC Archivo

El proyecto del Crossrail londinense continúa proporcionando oportunidades a las compañías españolas que decidieron participar activamente en él. Dos de ellas, FCC y Ferrovial, cuentan con posibilidades para hacerse con uno de los mayores contratos que se licitarán en todo el proceso, cuya cuantía total se eleva por encima de los 15.000 millones de euros. Se trata de la licitación del equipamiento de los túneles, valorado en unos 500 millones de euros, y que se adjudicará de forma definitiva dentro de unos meses.

Los responsables del proyecto estiman que para 2014 los túneles que actualmente están en construcción (en cuyas obras participan la propia FCC y ACS, entre otras) se encuentren ya terminados por lo que podrá procederse a la fase de equipamiento a la que se refiere el contrato.

Entre otros aspectos, el consorcio adjudicatario deberá instalar unos 40 kilómetros de cable eléctrico para el funcionamiento de los trenes con su correspondiente sistema de refrigeración, que incluirá medio centenar de enormes ventiladores a lo largo del recorrido. También tendrá que diseñar y ejecutar el sistema de drenaje, con un total de 60 compresores, y todo lo relacionado con la iluminación y los sistemas contra incendios.

FCC acude a este proceso como líder de un consorcio en el que figura su cabecera de construcción (FCC Construcción) y su filial austriaca Alpine Bau, compañía especializada en el diseño y construcción de pasos subterráneos, con experiencia en diversas zonas del mundo. Además, la alemana Rhomberg Bahntechnik completa el consorcio.

Reino Unido se ha convertido en un mercado más que atractivo para grupos españoles

Mientras, Ferrovial acude al formar parte del consorcio con el que está participando activamente en este proyecto, que está compuesto además por las locales BAM Nuttal y Kier Construction. Este grupo de empresas está participando en el proceso de adjudicación de contratos para la construcción de nuevas estaciones. De las seis que se están licitando, el consorcio de Ferrovial está presente como finalista en cinco. Por el momento se ha llevado uno de los contratos en juego. No obstante, la licitación del mantenimiento de los túneles es mayor en cuantía que cualquiera de las referidas a nuevas estaciones, todas ellas en el centro o alrededores de Londres.

FCC y Ferrovial tendrán como rivales a los principales grupos constructores británicos. Balfour Beatty acude en solitario, a través de su división especializada en ferrocarriles, mientras que Laing O’Rourke aspira a llevarse el contrato en colaboración con Volker. Constain, en consorcio con Alstom, conforma el último de los aspirantes.

En el proyecto del Crossrail también está involucrado el fabricante ferroviario español CAF, que es uno de los cuatro seleccionados para pujar por el contrato de suministro de trenes para esta red de transporte, que está previsto que empiece a funcionar en 2018.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba