Empresas

Argentina carga ahora contra Mariano Rajoy en la crisis de la petrolera YPF

La prensa local afín al Gobierno de Cristina Kirchner pone en duda que el Gobierno del PP tenga como prioridad la defensa de los intereses de una compañía liderada por el poder catalán de La Caixa.

Cristina kirchner, presidenta de Argentina.
Cristina kirchner, presidenta de Argentina. EFE

Los dos amagos de anuncio de nacionalización de YPF, filial de Repsol, por parte de Cristina Kirchner en el último mes han elevado la volatilidad de las acciones de la compañía en el mercado y han puesto en marcha todo tipo de contactos y negociaciones con Casa Real y el Gobierno del PP para evitarlo. Argentina incluso ha empezado a recibir todo tipo de presiones internacionales, desde la Unión Europea y Estados Unidos. Pero en medio de este caos, la prensa argentina más afín al gobierno argentino arremetía ayer contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y ponía en duda de que YPF fuera una de sus prioridades.

El periodico Página 12 hablaba de "inacción de Repsol", de "la complicada relación que mantiene La Caixa con el Gobierno español del Partido Popular". La publicación hace referencia a que la llegada del anterior gobierno propició un cambio de presidente en la petrolera (Alfonso Cortina dejó la compañía a los pocos mses de que ganara el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero) y que el nuevo Gobierno aún no ha movido ficha en este sentido.

"El gobierno de Rajoy transita una angustiosa negociación con el gobierno de Cataluña (en poder de CiU), de cuyo apoyo no puede prescindir, para definir roles y espacios de poder en el nuevo mapa financiero que traza la actual etapa de crisis económica en la península. La Caixa cuenta con intereses no sólo en Repsol, sino además en la concesión de autopistas, instalaciones aeroportuarias, abastecimiento de agua y otros. Y cuenta además con la protección del gobierno catalán, que negocia con el de Rajoy qué poder se preservará para La Caixa en el nuevo esquema. En este escenario, la situación de YPF dista de ser un problema prioritario".

"La Caixa trepó al control de Repsol con la llegada al gobierno del socialismo español, con Rodríguez Zapatero, desplazando al anterior grupo de control que encabezaba Alfonso Cortina, ligado al Banco Bilbao Vizcaya (BBVA), a su vez estrechamente vinculado con el partido popular, en aquel momento con José María Aznar en la presidencia. El nuevo cambio de gobierno, en diciembre, podría haber producido el recambio simultáneo del grupo de control de Repsol, como había sido tradicional hasta ahora". 

Choque con México

En paralelo, las especulaciones sobre el avance de Argentina en YPF continúan. El periódico Clarin publicó ayer un nuevo escenario, según el cual, el Gobierno argentino tomaría el control de YPF y la participación de Repsol se reduciría hasta un 47% (posee casi el 58%). Pero, según esta publicación, esta situación chocaría con los intereses de México, que participa en Repsol (a través de Pemex), y no está de acuerdo el control argentino. 

"México fue uno de los países que acompañó la queja contra la Argentina ante la Organización Mundial de Comercio la semana pasada y según algunas versiones sería el primero en hacer una denuncia concreta ante los tribunales de ese organismo".

El nuevo plan alternativo consistíría, según la publicación, en un esquema coordinado entre el Gobierno nacional, las provincias y empresarios privados para comprar acciones. Según los cálculos de uno de los gobernadores, necesitan 10.000 millones de dólares para comprar YPF: el Gobierno podría haber puesto unos 4.000 millones de dólares, siempre y cuando los privados aportaran los 6.000 millones de dólares restantes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba