Empresas

Fainé se interesó por Banca Cívica al no fructificar las negociaciones con Rato

El SIP de las cuatro cajas vuelve al parqué con caídas cercanas al 10%. Por su parte, Caixabank sube un 2%.

Las conversaciones entre Rato y Fainé no acabaron en fusión.
Las conversaciones entre Rato y Fainé no acabaron en fusión. EFE

La primera opción a explorar fue Bankia. Sin embargo, la falta de consenso en las negociaciones entre Isidro Fainé y Rodrigo Rato llevaron a La Caixa a estudiar la vía de Banca Cívica. Los primeros contactos continuados se iniciaron hace dos meses. En los últimos coletazos de la tormenta mediática de la posible operación entre Bankia y La Caixa. De hecho, fuentes de ambas entidades reconocen ahora abiertamente la existencia de esos encuentros entre Fainé y Rato. En la vuelta de ambas entidades al mercado, Banca Cívica empezó con fuertes caídas cercanas al 10% mientras que Caixabank subía un 2%.

"Además de temas fundamentales en cuanto al reparto de funciones ejecutivas en el organigrama futuro, la complejidad de cómo están estructurados ambos holdings financieros hacía casi imposible el funcionamiento. Cada decisión sensible tenía que pasar por muchos órganos de gobierno diferentes, especialmente en el caso de La Caixa, con accionistas diferentes en la caja a los del banco, y eso dificultaba enormemente el día a día", explican fuentes conocedoras de aquellas negociaciones.

Ahora, tras la compra de Banca Cívica por 980 millones, La Caixa ha descartado cualquier operación con Bankia. "Esa opción (Bankia) ya no forma parte del programa futuro de crecimiento inorgánico de la entidad catalana que, sin embargo, no descarta en entrar en otra operación con una caja de menor tamaño", aseguran fuentes financieras.

Los contactos entre Fainé y los dos coopresidentes de Cívica, Enrique Goñi y Antonio Pulido, se iniciaron hace más de dos meses, cuando Banca Cívica manejaba otras líneas de negociación con otras entidades. De hecho, durante este tiempo, el SIP liderado por Caja Navarra y Cajasol estuvo muy cerca de cerrar la integración con Ibercaja. Como informó este diario, las negociaciones entre Banca Cívica y la entidad aragonesa se encallaron entorno al nombre del consejero delegado de la entidad común. Mientras Ibercaja propugnaba a José Luis Aguirre, consejero delegado de Ibercaja, desde el SIP se defendía el nombre de Juan Odelín. Además, Cívica también mantuvo contactos con BMN.

Según el nuevo mapa de red que proyecta la operación, las Comunidades Autónomas con menor presencia de red son Aragón (6,3% de cuota de mercado), Asturias (8,3), Extremadura (8,6%) La Rioja (8,7%) y Galicia (9%). En el resto de autonomías, CaixaBank, con el refuerzo de oficinas de Cívica, supera la cuota del 10% y duplica su presencia en Navarra (33,8%), Canarias (28%) o Andalucía (20,3%).

"Fainé intentará compensar el negocio en las zonas con menos presencia en la actualidad", explican fuentes financieras. Una de las grandes minusvalías de oficinas se centra en Galicia y Asturias, los dos grandes ámbitos donde Novagalicia tiene mayor cuota de negocio. De hecho, La Caixa acudirá a la subasta por la entidad gallega si ésta no logra reunir a los inversores necesarios para continuar en solitario. "Van a haber muchas entidades interesadas en Novagalicia. Ahí habrá pelea entre los grandes", aseguran desde una entidad sistémica que también acudirá a esta puja.

La Caixa mantiene el control de CaixaBank

La entrada de las cuatro cajas de Cívica en CaixaBank, proceso que está previsto que se culmine en el tercer trimestre de este año, variará la estructura de su accionariado. Así, La Caixa seguirá manteniendo el control, pero su participación se reduce del 81,5% al 61%, teniendo en cuenta la conversión de obligaciones subordinadas necesariamente convertibles ya emitidas, así como la recompra prevista de las participaciones preferentes de Banca Cívica. Mientras, Caja Navarra, Cajasol, Caja de Canarias y Caja de Burgos aglutinará el 3,4%. Las entidades sevillana y navarra tomarán cada una un 1% del accionariado, mientras que las otros dos cajas serán dueñas de un 0,7% respectivamente.

El acuerdo de integración también incluye el nombramiento de dos consejeros dominicales en representación de las cajas de Banca Cívica. Con toda probabilidad, los dos coopresidentes del antiguo SIP.

La operación se cerró ayer después de que los consejos de administración de ambas entidades aprobaran un canje de acciones que valora por 1,97 euros la acción de Cívica, un 11,3% menos de los 2,2 euros que valían sus títulos al cierre del viernes. Con la correción final del precio de canje, Caixabank tendrá que realizar una ampliación de capital del 8% para cubrir el canje de acciones que articulará el proceso de integración. La caja catalana valorar el SIP de las cuatro cajas en 980 millones de euros. El nuevo grupo se convertirá en el líder del negocio financiero nacional con alrededor de 355.000 millones en activos (y 179.000 millones en depósitos) desplazando a BBVA, que tras la compra de Unnim, suma 340.000 millones.

Desde que salió a Bolsa, la acción de Banca Cívica no ha conseguido cerrar ni una sola sesión por encima de los 2,7 euros con los que comenzó a cotizar en el mercado. El actual precio teórico que ofrecerá Caixabank supone, de hecho, un descuento del 27% respecto al precio de colocación, el pasado mes de julio.

Sinergias de 540 millones de euros a partir de 2014Desde el primer momento, la integración de CaixaBank y Banca Cívica permitirá la obtención de sinergias, que alcanzarán un volumen de 540 millones tras el tercer año de la integración. Asimismo, los costes de la reestructuración se estiman en 1.100 millones de euros netos de impuestos.

En el momento de la integración se realizará un ajuste del valor de los activos de Banca Cívica por un importe cercano a 3.400 millones que, neto de impuestos se registrará contra reservas, por lo que no impactará en los resultados y permitirá cumplir muy ampliamente las necesidades de provisiones de Banca Cívica establecidas por el Real Decreto Ley 2/2012 de 2.031 millones. Además, está previsto devolver los 977 millones de financiación preferente previamente recibidos por Banca Cívica del FROB en los 12 meses siguientes al cierre de la fusión.

Según los términos de la oferta, el Core Capital Basilea II de la entidad integrada “proforma” a diciembre de 2011 sería del 10,4%; en diciembre de 2012 se cumplirá con Basilea III sin acogerse al periodo transitorio, y no afectará al cumplimiento, por parte del Grupo “la Caixa”, de los requerimientos de la EBA para superar el 9% de Core Tier 1 en junio de 2012, incluyendo el buffer por riesgo soberano establecido en septiembre de 2011


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba