Empresas

Castellano lanza EVO a seis meses de la posible subasta de Novagalicia

El sector considera el lanzamiento de este banco on-line como una estrategia para captar inversores y seguir en solitario.

Sucursal de Evo en Madrid
Sucursal de Evo en Madrid EVO

Enésimo cambio de nombre. Nueva filosofía de negocio. Banco que alternará la operativa por Internet con el asesoramiento presencial. ¿Proyecto de futuro? La respuesta es disidente entre los gestores de EVO, el nuevo banco online de Novagalicia, y el resto del sector. "Si tuviéramos la convicción de que fuésemos a ser subastados, no estaríamos lanzando este proyecto", asegura José Luis Abelleira, director general de EVO, que sólo operará fuera de Galicia, Asturias y León.

Sin embargo, el comentario general entre el resto de entidades es que la presentación de EVO no frenará la subasta de Novagalicia, intervenida en casi un 90% por el Estado, prevista para el próximo otoño. "Hace tiempo que ya habían anunciado que iban a lanzar este tipo de banco y, por tanto, no hacerlo, hubiera sido la demostración final de que Novagalicia no tiene futuro en solitario", explican desde uno de los grandes. 

"Es una medida estratégica en estos momentos en los que están a la búsqueda de inversores. La inversión en el lanzamiento (alrededor de 3 millones de euros según los gestores de EVO) compensa la demostración de fortaleza que quieren exhibir tanto Castellano como González Bueno en estos momentos", asumen en otro de los grandes.

Ante estas dudas, desde la entidad gallega replican que el Banco de España ya conoce el proyecto de viabilidad para continuar en solitario. Según fuentes del sector, Novagalicia está a punto de cerrar la entrada de varios inversores privados extranjeros que recomprarán la mayoritaria participación actualmente en manos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Estos posibles inversores facilitarán además el cumplimiento de las nuevas necesidades de provisiones para sanear el ladrillo de la entidad, que superan los 2.000 millones. 

"No será un único inversor, sino una cesta con varios nombres", explican fuentes del PP gallego. De hecho, desde el gobierno de Alberto Núñez Feijoó empiezan a ser optimistas sobre el futuro en solitario de Novagalicia frente a las dificultades que reconocían meses atrás en privado. "La propuesta es seria y, por tanto, será complicado que Rajoy no apoye la solución de la entidad gallega", aseguran desde varios despachos del PP gallego.

Tanto José María Castellano, como César González Bueno, presidente y consejero delegado de Novagalicia, respectivamente, confían en el futuro independiente de la entidad. "No tenemos ninguna duda de que continuaremos solos", aseguró Castellano, hace una semana en un foro de empresarios gallegos. Según fuentes políticas, la operación está siendo controlada directamente por el Gobierno puesto que la entrada de inversores está asociada a algún mecanismo de protección más barato que los EPA que protegen las pérdidas de las entidades subastadas.

En este sentido, Fernando Jiménez Latorre, secretario de Estado de Economía, desveló ayer en un encuentro con periodistas que "alguna entidad ha encontrado algún socio extranjero" que podría estar interesado en invertir en España. Si se confirma esta información, añadió que el Gobierno la estudiará y verá en qué medida encaja con los requisitos establecidos. "No hay ningún tipo de restricción, el capital extranjero que crea que hay un proyecto atractivo puede venir", reiteró.

EVO, que comparte la misma ficha bancaria que Novagalicia, arranca con un producto que combina una cuenta corriente para el día a día y una a un plazo de cuatro meses para los clientes que domicilien la nómina o al menos cinco recibos.

Las 120 oficinas con las que nace Evo están en las 69 principales ciudades españolas, suman un volumen de negocio de 13.600 millones y podrán aprovecharse de los 316.000 clientes que tienen, aunque realmente serán éstos quienes elijan si desean pasarse al nuevo banco o seguir en Novagalicia.

La intención inicial de los gestores de EVO es abrir ininterrumpidamente durante 12 horas: de 8 a 20 horas. Sin embargo, este horario todavía tiene que ser negociado y aprobado con los sindicatos de la entidad gallega.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba