Empresas

Medel se rinde: Unicaja se fusionará con Caja España con ayudas del FROB

Ante los ultimátum de Economía y Banco de España, el presidente malagueño cede. Realizará la fusión con la caja castellana para poder tener un EPA con otra operación.

Palacio de Botines, sede de Caja España-Duero, en León
Palacio de Botines, sede de Caja España-Duero, en León EFE

Vuelta al principio. Después de forzar a la fusión a contemplar el precipicio de la ruptura, Braulio Medel, presidente de Unicaja, acometerá la integración con Caja España-Duero. La operación se efectuará sin un esquema de protección de activos (EPA), como había reclamado en las últimas semanas, para cubrir las nuevas provisiones que tiene que efectuar la entidad castellanoleonesa por el Plan de Guindos. Sin embargo, si gozará de las ayudas públicas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), una de las vías que siempre ha intentado esquivar Medel en sus operaciones. Esta petición del conocido como FROB 3, que se concede a través de un préstamo que conlleva derechos políticos para el Estado en la entidad, se concretará en el protocolo de fusión que las entidades aprobarán en los próximos días, según ha podido saber Vozpópuli.

Medel ha optado por cerrar la fusión, proceso que se inició en marzo de 2011, tras intensos días de reuniones con su equipo de confianza. En las dos últimas semanas, el presidente de Unicaja ha reunido en varias ocasiones a su junta directiva en gabinetes de crisis para abordar la situación.

Como ha venido informando este medio en las últimas semanas, los diferentes ultimátum dirigidos al presidente de Unicaja, tanto por el Banco de España como por el Ministerio de Economía, han sido los que le han obligado a ceder en sus pretensiones de ruptura. De hecho, Medel exploró, en los últimos días, la unión con Liberbank, el banco liderado por Cajastur. Sin embargo, la respuesta de Manuel Menéndez fue contundente: Unicaja no entra en la hoja de ruta del SIP.

La decisión de continuar con la fusión, abre ahora al nuevo grupo la posibilidad de optar a otra operación para poder conseguir un EPA que suavice los esfuerzos para sanear el ladrillo. De hecho, desde el sector, no se descarta que Unicaja acuda al proceso de subasta de Banco de Valencia, que será la próxima entidad que será adjudicada por el Banco de España. De lo que sí gozará el nuevo grupo, que cuenta con dos bancos que deberá reducir a uno al que se segregará tanto los activos como el negocio financiero, es de los incentivos que establece para las fusiones el nuevo decreto de reforma financiera: alargar el saneamiento hasta 2013 y poder ejecutar la limpieza del ladrillo contra recursos propios.

Antes del sí definitivo de Medel, en la entidad castellanoleonesa ya se había decidido acudir al FROB ante la posible ruptura con Unicaja. Incluso, según informan fuentes conocedoras del proceso, Caja España-Duero ya había empezado a sondear a alguna entidad en pos de conseguir un socio antes del próximo 31 de marzo, fecha en la que todas las entidades tendrán que cumplimentar sus planes para cumplir con las nuevas provisiones y explicitar cómo y con quién se fusionarán.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba