Empresas

La Caixa compensa la caída del dividendo de Telefónica con el arbitraje del BCE

César Alierta, charla con el mandatario de La Caixa, Isidre Fainé
César Alierta, charla con el mandatario de La Caixa, Isidre Fainé EFE

La Caixa tendrá un incremento anual del 10% de sus ingresos financieros netos en 2012, a pesar de la caída del dividendo de Telefónica, gracias a las plusvalías obtenidas con la liquidez del Banco Central Europeo (BCE). Conforme un estudio de Santander Global Markets, la entidad que preside Isidro Fainé obtendrá alrededor de 130 millones de euros de plusvalía con el arbitraje del Long Term Refinancing Operation (LTRO). Otra cosa son los beneficios del grupo, que se verán afectados, según la firma bursátil del banco que preside Emilio Botín.

De acuerdo a las estimaciones de Santander, CaixaBank tomó 12.400 millones de euros en el BCE en la subasta del LTRO de diciembre y otros 6.000 en la del 29 de febrero. Los vencimientos de 2012 le dejaron 6.400 millones liberados, mientras que los de 2013 son de 6.100, prácticamente la misma cifra que la segunda adjudicación de febrero.

Asumiendo un diferencial a favor de CaixaBank del 2% (entre el interés que exige el BCE a 36 meses y el rendimiento que se obtiene invirtiendo en deuda pública a corto plazo), Santander estima unas plusvalías de 128 millones de euros.

En La Caixa no han querido efectuar declaraciones sobre estos cálculos. Pero en Santander aseguran que las ganancias con el carry trade incrementarán el margen financiero neto en un 10%, a pesar del recorte del dividendo de Telefónica, que baja hasta 1,48 euros por acción (30 céntimos mediante acciones de autocartera), frente los 1,75 del ejercicio anterior. Es decir, un efectivo de 1,18, frente los 1,52 del año previo; un 22% menos. Este recorte podría ser de unos 60 millones de euros, aproximadamente. 

Con esta ganancia, CaixaBank enjuga el recorte de Telefónica y además eleva su margen financiero neto, que en 2011 cayó un 7,3%. Una jugada redonda. Como otros bancos, medianos pero también grandes, La Caixa ha tomado todo el dinero que ha podido en el BCE para potenciar la cuenta de resultados, no sólo para dotarse de liquidez.

Un 2012 complicado

Sin embargo, el escenario pinta complicado. Santander prevé una fuerte caída del beneficio para 2012, debido al nuevo entorno regulatorio, que obliga a provisiones adicionales (según los expertos citados, de 636 millones). El incremento de la aportación del Fondo de Garantía de Depósitos y el menor flujo procedente del sector asegurador, después de la venta de SegurCaixa Adeslas a Mutua Madrileña también lastrarán las cuentas anuales.

Aunque en La Caixa no han hecho comentarios oficiales, fuentes cercanas a la entidad opinan que la compañía dispone de las palancas necesarias para gestionar este impacto en beneficios. Incluso los expertos consultados no descartan un incremento de posiciones en Telefónica, ahora que el valor está barato.

En la presentación de resultados de 2012, Isidro Fainé comentó sobre las operaciones extraordinarias que tanto arreglan las cuentas anuales que ya constituyen algo obligatorio para su compañía. Habrá que ver si en 2012 aparece un nuevo ‘extraordinario ordinario’ que mejore la cuenta de pérdidas y ganancias.

Santander otorga a CaixaBank un precio objetivo de 3,90 euros por acción, que le da un potencial alcista del 20% a precios de mercado. Eso sí, le rebajó un 13% su anterior estimación, desde 4,5 euros, por las nuevas exigencias regulatorias. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba