El consumo de cemento presenta cifras de finales de la década de los 60

España iniciará 37.000 viviendas en 2012, el mínimo de los últimos 60 años

Los efectos del estallido de la burbuja inmobiliaria están llevando al sector a cifras nunca vistas desde hace más de 60 años. Las estimaciones apuntan a que este año se cerrará con algo más de 37.000 viviendas iniciadas, guarismos que no se daba desde mediados de los años 50. Mientras, el consumo de cemento en España se ha ido ya a sus cotas más bajas desde finales de los años 60.

España iniciará 37.000 viviendas en 2012, el mínimo de los últimos 60 años
España iniciará 37.000 viviendas en 2012, el mínimo de los últimos 60 años

El año 2012 se cerrará con algo más de 37.000 viviendas iniciadas en España. Las estimaciones, recogidas en el informe de coyuntura elaborado por la valoradora independiente Euroval y el Instituto de Análisis Inmobiliario, suponen un retorno en este capítulo ni más ni menos que a la década de los 50. Desde entonces no se da una cifra tan baja de casas iniciadas.

Las cifras hablan bien a las claras de los efectos que está dejando el estallido de la burbuja inmobiliaria. Y también de las causas de dicho estallido. Si la cifra de previsión de viviendas iniciadas para este año es escalofriante, no lo son menos las correspondientes a los ejercicios inmediatamente anteriores al inicio de la crisis.

Así, la suma de las casas iniciadas en los cinco años que llevamos de crisis (desde 2008) es inferior a la que se registró sólo en el año 2007, cuando los primeros síntomas del estallido de la burbuja comenzaban a asomarse al mercado. Mientras que durante aquel ejercicio comenzó la construcción de algo más de 532.000 viviendas, en el siguiente lustro se iniciaron 470.000.

Los tres años anteriores, desde 2004 hasta 2006, se saldaron con una cifra de más de 600.000 casas comenzadas en cada uno de ellos. En cualquier caso, un volumen inasumible que ha terminado por elevar el stock de pisos nuevos sin vender hasta el entorno del millón.

Retroceso en el tiempo

El estudio de Euroval incluye estimaciones sobre cómo disminuiría el stock de viviendas en los próximos años. En el caso de que en los próximos tres ejercicios no comenzara a construirse ni una sola casa, el stock se situaría en el entorno de las 175.000 a finales de 2015. En el caso de que el ritmo de viviendas iniciadas se mantenga más o menos estable, el stock alcanzaría cifras próximas al cuarto de millón de pisos.

Un sector íntimamente ligado al de la vivienda como es el cementero se ha visto obligado también a manejar cifras que hacía mucho tiempo que no se veían. Las estimaciones de la patronal Oficemen para 2012 sitúan el consumo de cemento en 14 millones de toneladas, unos números que no eran tan reducidos desde la década de los 60.

La asociación hacía hincapié en su último comunicado en el hecho de que un mercado como el de Marruecos mostrara mejores previsiones para este ejercicio, con un total de 18 millones de toneladas, muy significativo habida cuenta de las diferencias de población y de Producto Interior Bruto.

La espectacular vuelta a los años 50 en el capítulo de viviendas iniciadas no ha causado, sin embargo, un gran efecto en el precio de los pisos, que de acuerdo con el mismo estudio tan sólo ha descendido una media del 20% en los años de la crisis, mientras que el del suelo ha bajado algo más del doble. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba