Empresas

El presidente de Ryanair niega fallos de seguridad y los controladores hablan de "caos"

Michael O'Leary, dijo que los tres aterrizajes de emergencia realizados en Valencia se debieron a una situación "excepcional". Pero los controladores aéreos alertan de que "el sistema debe evitar que se llegue a ese punto" y critican que cada vez son más las compañías aéreas "que van al límite".

El presidente de Ryanair, Michael O'Leary
El presidente de Ryanair, Michael O'Leary efe

El presidente de la aerolínea irlandesa Ryanair, Michael O'Leary, dijo que los tres aterrizajes de emergencia realizados en Valencia (España) por escasez de combustible fue una situación "excepcional", en declaraciones publicadas este viernes por el diario 'Financial Times Deutschland'.

"Cada uno de los tres aparatos tenía suficiente combustible a bordo, por encima de los 90 minutos que se precisan para un aterrizaje. Sin embargo, se vieron obligados a volar en círculo sobre Valencia durante alrededor de una hora. Lo que no es normal", apunta el responsable de la compañía de bajo coste.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) española investiga el caso de los tres aterrizajes de emergencia realizados el pasado 26 de julio por aparatos de Ryanair, después de que se detectara que tenían niveles mínimos de queroseno.

"Un caos en el aire"

La Asociación Profesional de Controladores (Aprocta) ha instado a la AESA a que analice por qué el pasado 26 de julio "con un aviso de tormenta no se tomaron las medidas para evitar un caos en el aire con un elevadísimo número de desvíos".

Ese día, tres aviones de la compañía irlandesa de bajo coste Ryanair aterrizaron de urgencia en el aeropuerto valenciano de Manises, debido a que habían alcanzado el nivel mínimo de reserva de combustible y después de haber tenido que desviarse desde Madrid- Barajas por una tormenta y de sobrevolar Valencia durante cerca de una hora.

En un comunicado, Aprocta ha denunciado que los pilotos y los controladores están sometidos "a situaciones de enorme complicación y tensión", donde la seguridad del sistema aéreo recae "casi en exclusiva" en todos ellos. Según Aprocta, aunque "hasta ahora la profesionalidad demostrada por ambos colectivos ha ido salvando este tipo de situaciones", el "elemento humano" puede fallar.

Así, "el sistema debe evitar que se llegue a ese punto", dice la asociación, a la vez que critica que cada vez son más las compañías aéreas "que van al límite". Aprocta alaba además la "pericia" de los pilotos y los controladores en los sucesos de Valencia, gracias a la cual "no se produjeron hechos lamentables".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba