Caso Diana Quer

Teléfonos móviles y crímenes, así investiga la Guardia Civil casos como el de Diana Quer

El teléfono móvil de Diana y el de su asesino confeso han sido claves para esclarecer el caso

Todos tenemos uno en el bolsillo. Cuentan con GPS y están todo el tiempo conectados. Una herramienta perfecta para saber dónde nos encontramos. El teléfono móvil.

"Desde noviembre todo apuntaba a que 'El Chicle' había sido quien asesinó a Diana Quer. Los teléfonos móviles de la joven y del sospechoso situaron a ambos juntos antes del crimen". Son detalles facilitados ayer por el coronel de la Unidad Central Operativa (UCO), Manuel Sánchez Corbí, y el coronel de la Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña, Francisco Javier Jambrina, ayer martes.

¿Cómo investigan los cuerpos de seguridad este tipo de crímenes a través de los celulares de sus víctimas? Es más laborioso de lo que parece.

La triangulación es el proceso que ubica el lugar exacto en el que se encuentra un usuario utilizando las tres antenas de telefonía móvil que se encuentren más cerca del mismo

En Vozpópuli nos hemos puesto en contacto con varias personas que han trabajado durante años en operadores de telecomunicaciones cursando precisamente las peticiones que Policía y Guardia Civil realizan a las compañías telefónicas para acometer investigaciones.

"Se dan varias situaciones. La primera y más simple es que la Policía o la Guardia Civil realicen una petición a para identificar si una línea de teléfono está o no activa, este es el caso más simple. En otras ocasiones nos facilitaban listados de hasta doscientos o trescientos teléfonos que teníamos que comprobar si habían realizado llamadas a través de nuestras redes", explica.

La tercera situación, la más sensible, es la que conlleva una orden judicial, detrás de la cual hay una investigación. Se piden datos más sensibles. Estas órdenes son las que permiten a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado hacerse con las grabaciones de las conversaciones de usuarios concretos o la ubicación de los mismos en un momento concreto.

En España hay 60.000 antenas de telefonía móvil. Hay una antena por cada 8,5 kilómetros cuadrados de superficie. Cuando un usuario camina de un lugar a otro, cuando viaja en coche o en tren, su móvil hace lo propio, pero en lugar de a bordo de un vagón, lo hace a lomos de las antenas de telefonía móvil. Esto deja un rastro

"A veces recibimos peticiones de geoposicionamiento. Un usuario de telefonía móvil deja un rastro con muchos datos que pueden ser cruciales para una investigación, y que nosotros tenemos", explica nuestra fuente.

Las antenas hablan

Las antenas de telefonía móvil registran las llamadas de teléfono de todos los usuarios, son los testigos que dan fe de las zonas por las que nos movemos.

En España hay unos 60.000 repetidores de telefonía móvil. Hay una antena por cada 8,5 kilómetros cuadrados de superficie. Cuando un usuario camina de un lugar a otro, cuando viaja en coche o en tren, su móvil hace lo propio, pero en lugar de a bordo de un vagón, lo hace a lomos de las antenas de telefonía móvil. La cobertura viaja de antena en antena buscando siempre la mejor cobertura. Esto es lo que ha permitido geolocalizar a Diana Quer y a su presunto asesino, juntos, en los momentos previos al crimen.

La Policía y la Guardia Civil manda a todos los operadores peticiones sobre dónde se encuentra el móvil de un usuario o usuarios concretos o las llamadas que han realizado y los operadores que hayan cursado esta información son los que la facilitan

"Los cuerpos de seguridad del Estado piden en muchas ocasiones la localización exacta de un teléfono móvil. Preguntan dónde estuvo un usuario concreto a una hora concreta, y tú tienes que facilitarles las coordenadas. Mandan la petición a todos los operadores y aquellos que son quienes dan servicio al sospechoso o sospechosos responden con los datos que se piden", nos comenta otra fuente que también trabajó en un operador de telecomunicaciones gestionando este tipo de peticiones.

La triangulación es el proceso que permite ubicar a un usuario en un lugar concreto. "Se trata de tomar las tres antenas de telefonía móvil más cercanas a la línea del usuario que se está investigando. Esto genera una cruz formada por tres líneas que nos da el lugar exacto, las coordenadas, del lugar en el que se encuentra el usuario", explica nuestra fuente.

Una metodología que ha ayudado, en gran medida, a estrechar el cerco sobre 'El Chicle' aún presunto asesino de Diana Quer, pero autor confeso del mismo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba