Empresas

Telefónica vende su filial en Irlanda a Hutchison Whampoa por 850 millones de euros

De esta forma, la operación permite a Telefónica acelerar su proceso de desapalancamiento y aproximarse así a su objetivo de situar la deuda neta por debajo de los 47.000 millones de euros en 2013 desde los 51.200 millones de euros de cierre del pasado año.

El presidente de Telefónica, César Alierta.
El presidente de Telefónica, César Alierta. GTres

Telefónica ha acordado la venta de su negocio en Irlanda, Telefónica Ireland, a la filial irlandesa de Hutchison Whampoa, Three, por un importe de 850 millones de euros, según ha informado este lunes la operadora española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Dicha cantidad incluye un pago inicial en metálico de 780 millones de euros al cierre de la transacción y un pago aplazado adicional de 70 millones de euros con arreglo al cumplimiento de los objetivos financieros acordados.

Esta operación, en la que Merrill Lynch (BofAML) ha actuado como asesor de Telefónica, se enmarca dentro de la política de gestión proactiva de la cartera de activos de Telefónica y de las iniciativas destinadas a incrementar su flexibilidad financiera.

En este sentido, se espera que este acuerdo ejerza un impacto positivo en la reducción de la deuda neta del grupo Telefónica de, aproximadamente, 780 millones de euros, sin tener en cuenta el cobro del pago aplazado adicional, según ha señalado la compañía.

De esta forma, la operación permite a Telefónica acelerar su proceso de desapalancamiento y aproximarse así a su objetivo de situar la deuda neta por debajo de los 47.000 millones de euros en 2013 desde los 51.200 millones de euros de cierre del pasado año.

Múltiplo de siete veces EBITDA

Así, según el consenso estimado, la operación supone un múltiplo de 7,1 veces el Ebitda del grupo en Irlanda para 2013, más de un 30% superior a la media de precio estimada por los analistas y por encima de la media de operaciones similares tales como la de Vivendi SFR (6,2 veces), Sunrise (6,2 veces), Orange Switzerland (6,5 veces) y Orange Austria (6,9 veces).

Telefónica, que entró en el mercado irlandés en el año 2006 con la adquisición del grupo O2 en Europa, mantenía una plantilla de 965 empleados a cierre del pasado año.

La filial irlandesa suponía el 1% de los ingresos del grupo

A finales de 2012, Irlanda contaba con un total de 5,4 millones de líneas móviles. La penetración móvil, basada en una población de 4,6 millones y según el número de tarjetas SIM activas por cada 100 personas, se sitúa en un 119,0%.

Por su parte, la filial irlandesa del grupo Telefónica cuenta con 1,5 millones de accesos totales a cierre del primer trimestre, de los cuales un 48,3% eran de prepago y el resto, 51,7% de contrato.

Los ingresos de la firma se situaron en 629 millones de euros en 2012, un 13,1% menos que en el año anterior, mientras que el resultado operativo antes de amortizaciones (Oibda) disminuyó un 36,9% el pasado ejercicio, hasta los 130 millones de euros. De acuerdo a estos datos, Irlanda suponía un 1% de los ingresos y un 0,6% del Oibda consolidado del grupo Telefónica a cierre del 2012.

Venta de activos

Esta desinversión de Telefónica en el negocio irlandés, encaminada a reducir la deuda de la compañía, se suma a otras operaciones recientes la venta de un 40% de sus activos en Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Panamá a Corporación Multi Inversiones por un importe de 500 millones de dólares estadounidenses (381,6 millones de euros).

Asimismo, Telefónica acordó a principios de año la venta a Sky de su negocio residencial fijo de telefonía y banda ancha en Reino Unido por un importe de 180 millones de libras esterlinas (208,54 millones de euros), ampliables en hasta 20 millones de libras (23,17 millones de euros) adicionales en función de cómo se desarrolle el proceso de migración.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba