Empresas

Caída en picado: Movistar y Vodafone no levantan cabeza y se dejan 96.000 clientes móviles en febrero

A poco que uno quiera hacer paralelismos oportunistas, Movistar y Vodafone se parecen a PP y PSOE, los dos operadores-partidos mayoritarios a los que la desbandada clientelar en busca de otras alternativas les está dejando a los pies de los caballos. ¿Les pondrá este crucial 2015 a cada uno de ellos en su sitio?

Tienda de Jazztel, compañía en proceso de adquisición por parte de Orange.
Tienda de Jazztel, compañía en proceso de adquisición por parte de Orange.

Las dos grandes compañías de toda la vida, los dos operadores que durante años y años han controlado el mercado no levantan cabeza. La savia nueva, las compañías alternativas que han traído la competencia se están haciendo hueco a tal velocidad que nada o poco se sabe de cómo va a acabar este crucial 2015.

Hablamos, por ahora, de telefonía móvil. Movistar (Telefónica), el operador ex monopolístico, pese a sus esfuerzos comerciales no ha sido capaz de frenar la sangría de clientes y en febrero perdió 44.700 clientes móviles. Estos abonados, aprovechando el buen funcionamiento de la portabilidad (cambio de operador manteniendo el número), huyeron a otras compañías que ofrecen propuestas y tarifas más atractivas.

De poco sirvió a la multinacional española la fresca agresividad de Tuenti Móvil, que sólo consiguió arañar 700 nuevos clientes en el pasado mes. Eso sí, la desbandada de este febrero dista mucho de la que tuvo lugar el mismo mes del pasado año, en el que Movistar perdió la friolera de 103.000 clientes.

El segundo en discordia, Vodafone, no sólo no le va a la zaga sino que le pasa por la derecha en cuanto a 'infidelidad' clientelar. El grupo británico se ha dejado escapar en el mes más corto del año 51.500 abonados. Eso sí, menos mal que a golpe de talonario (7.200 millones de euros) se hizo con ONO, una compañía que no para de dar alegrías al gigante inglés y consiguió, con su agresiva estrategia, 17.700 nuevo usuarios.

Si a esto se le une el positivo impacto de la llegada de la 'low cost' Lowi (11.000 nuevos clientes), Vodafone consigue frenar el estropicio y cerrar febrero con 22.800 clientes menos.

Movistar no pudo frenar la desbandada con Tuenti; Vodafone, por su parte, gracias a ONO y Lowi consiguió amortiguar un poco su caída y cerró febrero con 22.8000 clientes menos

Algún avispado analista no ha tardado en establecer paralelismos más o menos malintencionados, aunque muy oportunos, entre los dos tradicionales operadores mayoritarios y sus pares en la política española.

PP y PSOE ven cómo se desangran sus bases electorales en favor de partidos con ideas nuevas, más volcados en el cambio, en ese votante-ciudadano-cliente que está harto de soportar año tras año el abuso de los maestros del inmovilismo interesado.

Dejennos nuestros lectores establecer comparanzas entre los Jazztel, ONO y Yoigo y los Podemos y Ciudadanos, inesperados advenedizos que han llegado aquí para quedarse, abriéndose un hueco.

Si ONO ha sido el balón de oxígeno que da resuello a Vodafone, Jazztel parece no tener freno. "Es un `Podemos´ en toda regla", dice una fuente del sector ávida de cambios en 2015. La compañía controlada por Leopoldo Fernández Pujals afianza su ascenso imparable día a día, mes a mes.

Hay quien llama a Jazztel el 'Podemos de las telecos' por el roto que le está haciendo a los dos operadores mayoritarios en su tradicional base de clientes

En febrero fueron 34.000 nuevos clientes móviles los que dieron su confianza a una compañía que en unos meses pasará a estar controlada por Orange, el grupo galo que le ha lanzado una OPA sobre el 100% y espera la aprobación de la operación por parte de Bruselas en los próximos meses.

Precisamente Orange, en solitario, cerró un buen febrero: perdió 10.300 clientes que pudo compensarlos con Simyo, operador alternativo (obviamos aquí paralelismos políticos para no aburrir al lector) cuya agresividad comercial le ha reportado 12.800 altas nuevas, permitiendo que la compañía gala salve la cara con un saldo positivo de 2.500 abonados.

El cuarto en competencia, Yoigo, consiguió 3.000 portabilidades netas en febrero. Tras los anteriores, los Operadores Móviles Virtuales siguen haciéndose hueco. Pepephone consigue salir de su sima y con el cambio a Movistar 4G incorpora 6.300 nuevos clientes, mientras los galleguiños de R alcanzan 3.800 portabilidades netas en febrero. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba