Empresas

El minoritario núcleo duro español de ONO consigue frenar la voracidad de los fondos

Castellano, Portela y Multitel (Eugenio Galdón) consiguen convencer a los fondos de capital riesgo, que controlan ONO, de que la mejor opción para todos es la salida a Bolsa, aunque sin descartar ofertas mejoradas tanto de Vodafone como de otra teleco.

Imagen de las oficinas de ONO en Madrid.
Imagen de las oficinas de ONO en Madrid. FOTO: ONO

Son minoría y no mandan mucho, pero han conseguido frenar temporalmente la voracidad de los fondos de capital riesgo, que hartos de aguantar años en ONO veían en Vodafone una salida rápida y rentable.

Fueron CCMP, Providence, Thomas H. Lee y Quadrangle, los fondos que forman el núcleo duro de control de ONO con un 55% del capital y cinco consejeros, los que más calentaron la posible opción de venta a Vodafone por 7.000 millones de euros en las últimas semanas.

Sin embargo, esa oferta nunca confirmada por Vodafone no pasó el corte del consejo que el grupo celebró este martes. Según las fuentes conocedoras de las deliberaciones del máximo órgano de poder, fue el management de la cablera, con José María Castellano, presidente, y Rosalía Portela, consejera delegada, al frente, y los accionistas españoles, en clara minoría, los que consiguieron sacar adelante la propuesta para reactivar la salida a Bolsa.

Las sociedades Multitel y Val, ligadas a Eugenio Galdón, el fundador de ONO que fue desbancado de la presidencia en noviembre de 2008, cuentan con dos asientos en el consejo y, en línea con el equipo directivo, apostaron por la salida a Bolsa en la intensa y larga reunión celebrada el martes, confirman las fuentes consultadas.

Multitel y Val son minoritarios en el consejo pero consideran que la salida a Bolsa es la mejor opción

Consiguieron que la oferta de Vodafone ni siquiera se analizase en el consejo, confirman varias fuentes cercanas al accionariado, por ser insuficiente y porque la prioridad del grupo sigue siendo la salida a Bolsa, que será aprobada por la junta de accionistas del próximo 13 de marzo.

Pero además, la puesta en marcha del salto al parqué de la cablera no es excluyente de una posible oferta que pueda aparecer en las próximas semanas. Es la baza que juegan los fondos de capital riesgo.

Vodafone, presionada para mover ficha en España para no quedarse descolgada del mercado (año tras año cae su cartera de clientes móviles y su presencia en fijo e internet es ínfima), en el que Telefónica, Orange y Jazztel siguen ganado terreno, podría mejorar los 7.000 millones que han sido considerados insuficientes.

Los fondos confían que en las próximas semanas Vodafone u otra teleco presente una oferta superior a los 7.000 millones

El operador británico goza de una caja envidiable superior a los 94.000 millones de euros tras la venta de Verizon y el mercado ya apuesta porque después del primer ‘no’ del consejo de ONO, habrá una oferta mejorada. Las fuentes financieras señalan que 9.000 millones de euros sería una cantidad suficiente como para que la salida a Bolsa pasase a mejor vida.

Pero por el camino podrían cruzarse otros posibles ofertantes, desde la propia Liberty, que habría amagado con tantear lo compra de ONO, a la mismísima Orange, atenta a los acontecimientos y dispuesta a participar en el proceso de concentración que se abre en España, tal y como reconocen sus directivos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba