Empresas

El consumo de tabaco ilegal bate récords

En 2011, el volumen de cigarrillos de contrabando o falsificados en la UE alcanzó los 65.300 millones de unidades, según KPMG. En España, ya suponen el 9,5% de las ventas, según estimaciones de Altadis, que prevé que la tendencia aumente con la última subida de impuestos.

Cajetillas interceptadas por Galicia procedentes de Canarias.
Cajetillas interceptadas por Galicia procedentes de Canarias. Guardia Civil

El tráfico ilegal de tabaco está en auge, tanto en España como en el resto de la UE. Según estimaciones de KPMG, el consumo de cigarrillos de contrabando o falsificados en la Unión Europea alcanzó en 2011 los 65.300 millones de unidades, lo que supone un nuevo máximo histórico y un 1,7% más que en 2010. Tras cinco ejercicios consecutivos de incrementos, la cifra, que equivale al consumo conjunto de Francia y Portugal, ya representa un 10,4% del mercado europeo, frente al 8,3% de 2006.

La consultora, que ha elaborado su estudio por encargo de la tabaquera Philip Morris, no detalla las cifras de España, aunque asegura que es uno de los seis países donde ha habido aumentos del consumo de tabaco ilícito. Los otros son, también, países mediterráneos: Italia, Grecia, Portugal, Chipre y Malta.

El tema preocupa a las tabaqueras. Las estimaciones que maneja Altadis (líder del mercado nacional) hablan de una tendencia al alza en España. Si en noviembre de 2011 el fabricante de Fortuna y Ducados estimaba que el tabaco ilícito suponía el 9,3% de las ventas legales, en marzo el porcentaje ya era del 9,5%. Y el sector espera que la cifra se incremente, tras la subida de impuestos al tabaco aprobada a finales de marzo y como consecuencia de la crisis económica.

De momento, y hasta que Hacienda presente los datos de ejecución presupuestaria de mayo (lo hará el próximo martes), el alza impositiva no ha mermado la recaudación por el impuesto especial al tabaco. Hasta abril, fue de 2.304 millones, un 7,8% más que un año antes, y ese mes se recaudaron 673 millones, lo que supone un fuerte incremento (26%) respecto a un año antes. Es pronto para valorar el efecto de la subida de impuestos, porque en ese mes todavía pudo influir el “efecto acaparamiento” de los vendedores ante el alza impositiva, explican fuentes de Hacienda.

El sector dice que el contrabando en España había quedado erradicado hasta la subida de impuestos que aprobó en 2010 el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. No obstante, un portavoz de la Agencia Tributaria señala que “en absoluto la evolución del contrabando se puede vincular exclusivamente a la subida de impuestos”. Si bien esta “influye”, también lo hace “la evolución del precio antes de impuestos y especialmente la crisis, el desempleo y la baja percepción social que en ciertas zonas de España tiene el contrabando como actividad fraudulenta y delictiva”.

La Agencia no hace estimaciones del contrabando existente, pero sí aporta datos del perjuicio que suponen las intervenciones de tabaco ilegal para la Hacienda Pública. Tomando como referencia un contenedor aprehendido (cerca de medio millón de cajetillas) con tabaco rubio de primera marca (a razón de 4,5 euros por cajetilla), se estiman unas pérdidas entre aranceles, Impuesto Especial de Tabaco e IVA de en torno a 1,87 millones de euros. Los datos de aduanas reflejan un fuerte incremento (64%) en el número de cajetillas ilegales interceptadas hasta mayo, cuando se habían decomisado 4,7 millones. Tomando como base esa estimación de Hacienda, solamente con lo decomisado el perjuicio para las arcas públicas rondaría los 17 millones de euros.

Esta misma semana, la Agencia Tributaria intervino dos contenedores en una nave industrial de Manresa (Barcelona) con un millón de cajetillas de tabaco de contrabando, en la mayor operación de este tipo desarrollada por la agencia desde marzo de 2010. Barcelona es, con Girona, la provincia en la que más operaciones de este tipo realizó la Guardia Civil en 2011, ambas con un millón de cajetillas intervenidas (el motivo es su cercanía a Andorra, uno de los principales focos de entrada de este producto). Los otros puntos problemáticos están en el sur: Algeciras (561.000 unidades incautadas en 2011), Las Palmas de Gran Canaria (407.000 cajetillas) y Cádiz (289.000), según fuentes del Instituto Armado.

Mientras, el consumo de cigarrillos legales continúa de capa caída, por la crisis, las subidas de impuestos, la pujanza del tabaco de liar (más barato) y el efecto de las ventas ilegales. En abril, las ventas de cigarrillos acentuaron su descenso hasta un 8,8% respecto al mismo mes del año pasado, después de que las tabaqueras subieran a lo largo del mes entre 20 y 25 céntimos el precio de las cajetillas como consecuencia de la modificación de la estructura fiscal aprobada por el Gobierno, que ha perjudicado especialmente a las marcas más caras.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba