Empresas

El fraude de las subastas eléctricas costó 2.000 millones de euros a los españoles durante la crisis

Cada trimestre, las subastas eléctricas se convertían en un nido de especulación financiera y manipulación de precios que luego se trasladaban al recibo de la luz. Entre 2008 y 2013, este sistema cargó al bolsillo de los consumidores domésticos un sobrecoste de 2.000 millones.

José Manuel Soria, ministro de Industria y Energía.
José Manuel Soria, ministro de Industria y Energía. EFE

En diciembre de 2013, el Ministerio de Industria y Energía tuvo que fulminar de forma urgente el sistema de subastas eléctricas que en los últimos años había servido para fijar los precios de la parte no regulada del recibo de la luz, el término de energía.

Fue tal el nivel de especulación financiera y manipulación del precio mayorista al que jugaron algunos de los agentes implicados en la subasta que los precios del megavatio-hora (MW/h) se dispararon hasta el punto de que el Gobierno se vio obligado a intervenir el sistema y suspender la puja.

Ha pasado poco más de un año y salen ahora a la luz los sobrecostes asumidos por los consumidores eléctricos en los años previos por el funcionamiento poco transparente de las subastas.

Un exhaustivo informe elaborado por Red Eléctrica señala que entre 2008 y 2013, los años de la crisis económica, "los consumidores domésticos hemos pagado una prima de riesgo por contratar al precio fijo resultante de las subastas Cesur, frente a haber asumido los precios horarios del mercado diario (PVPC)", el sistema de cotización diaria que funciona desde 2014 en sustitución del modelo de subasta.

"El valor medio de dicha prima de riesgo es de 8,2 euros por MW/h. Para un consumo medio de 3.000 kW/h al año, el sobrecoste medio asociado a la prima de riesgo del binomio Cesur-Tarifa de Último Recurso (sistema antiguo) ha sido de 25 euros al año por consumidores (impuestos a mayores), una cantidad equivalente al 6% del gasto medio por consumo eléctrico (sin considerar el término de potencia ni el alquiler de contadores)".

Cada año de la crisis, los hogares tuvieron que pagar 400 millones de euros adicionales por el efecto perverso de las subastas y la manipulación de los precios mayoristas

Serían unos 125 euros de media por hogar durante los cinco años de crisis o "cerca de 2.000 millones de euros por esta prima de riesgo, unos 400 millones al año" por el nocivo efecto de las subastas en el precio final de la luz.

Así lo constata el documento de Red Eléctrica firmado al a limón por Andrés Seco, director general de Operación de la compañía semipública, y Miguel Ángel Muro, jefe del Departamento de Liquidaciones.

El concienzudo informe está recogido en el Cuaderno de la Energía publicado por el Club de la Energía el pasado lunes (ver páginas 61 a 68).

Sus autores reconocen que de esos 2.000 millones de euros pagados de más por todos los hogares españoles, unos "300 millones ha sido recuperados" en 2014. Cuando el ministro José Manuel Soria suspendió las subastas e intervino el sistema se fijaron unas previsiones iniciales de precios para todo 2014 que finalmente estuvieron muy por encima de los precios reales que marcó un año sorprendentemente caro y con costes moderados de la electricidad.

En los meses del verano pasado, las compañías eléctricas tuvieron que devolver a los consumidores domésticos lo cobrado de más (esos 300 millones) por las fallidas estimaciones del Gobierno.

El Gobierno acusó a las compañías eléctricas de estar detrás de las subidas de la electricidad en los días previos a la subasta, pero la CNMC las exculpó

No sólo en esto falló el Ejecutivo. Soria y otros miembros del Gobierno acusaron al oligopolio eléctrico y a los brokers del sector eléctrico de estar detrás de las fuertes subidas de los precios mayoristas alcanzados en los días previos a la subasta, que se celebró el 19 de diciembre de 2013 arrojando subidas generales del 29% en el precio mayorista. De haberse aplicado el resultado de la subasta, el recibo doméstico de la luz se habría disparado entre el 12% y el 13%.

Las compañías se defendieron advirtiendo que ellas no habían sido las culpables del desmadre de precios de los días previos a la subasta y del mismo día de la puja. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) realizó una investigación de urgencia a petición de Industria, que dio la razón a las compañías: detectó "circunstancias atípicas", pero no encontró manipulación de precios por parte de las compañías.

Con el nuevo sistema, los consumidores acogidos al PVPC tuvieron una rebaja del 20% en 2014, "unos 100 euros" de ahorro, según el informe de Red Eléctrica

En el primer trimestre de 2014, Industria mantuvo el precio intervenido hasta que en abril entró en vigor el nuevo sistema de cotización diaria de la luz, que según los autores del informe de Red Eléctrica "ha traído una reducción del coste de la electricidad para una parte del mercado minorista".

Un 55% de los consumidores domésticos (unos 14,5 millones de contratos) habrían gozado durante 2014 de la rebaja de la parte variable de la factura eléctrica, gracias al nuevo sistema.

La rebaja, según Seco y Muro, fue de "un 20% en 2014, unos 100 euros menos para un consumidor anual medio de 3.000 kW/h".

Son los clientes acogidos al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), sustituto de la tradicional TUR, los que se han beneficiado de estas mejores tarifas gracias a "la eliminación de la prima de riesgo asociada a las subastas Cesur (35%), a la disminución del término de energía de los peajes de acceso (40%) y a la caída del nivel de precios en el mercado spot (15%)", según el documento.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba