Empresas

La pérdida de confianza de Soraya en Monzón precipitó la llegada de Abril-Martorell a Indra

Morenés y Montoro, con el beneplácito de la ‘vice’ y el respaldo de Alierta, precipitaron la llegada de Fernando Abril-Martorell y forzaron la salida de Monzón, que aspiraba a un relevo menos traumático.

Fernando Abril-Martorell, nuevo presidente de Indra.
Fernando Abril-Martorell, nuevo presidente de Indra. EFE

La operación se ha venido trabajando en las últimas dos semanas. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que el pasado año mostró su apoyo a Javier Monzón como presidente de Indra frente al complot para derrocarlo que puso en marcha el ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha perdido finalmente su confianza en el ejecutivo madrileño que ha estado al frente de la empresa de tecnológica y defensa unos 22 años.

La 'vice' no permitió en 2014 que la andanada auspiciada por Morenés con el apoyo de su segundo, Pedro Argüelles, de Eduardo Serra, ex ministro con Aznar, de Antonio Hernández Mancha, ex líder de Alianza Popular, y de Santiago Foncillas hijo, echase a Monzón de la presidencia de Indra, compañía estratégica para el Gobierno y en la que Sepi controla un 20% del capital.

El ministro de Defensa entendió entonces que con esta estrategia, con la 'vice' enfrente, no había nada que hacer, así que se puso a trabajar en una vía de asalto más 'polite', más digerible para el Ibex 35 y para la propia opinión pública.

Morenés, que controla los derechos políticos del 20% que posee Sepi, sondeó al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro , del que depende jerárquicamente la sociedad estatal de participaciones industriales, para buscar a un presidente de consenso para Indra, que no estuviera 'salpicado' por el fallido complot arropado desde Defensa.

Con la 'vice' en contra del complot, se buscó una vía alternativa de asalto, en la que Morenés y Montoro involulcraron a Alierta para elegir a un caballero blanco

En contra de Monzón había argumentos, que ayer mismo quiso dejar claros la propia Sepi: las penosas cuentas de 2014, lastradas por los malos resultados del área de tecnología (TIC) y de las actividades en Brasil, la desconfianza de los inversores en la empresa, su batacazo bursátil y el descontento provocado en los accionistas institucionales (Sepi, March, fondos internacionales y ahora Telefónica -6%-).

Montoro se había negado a vender ahora el 20% del Estado porque no quería cargar con más de 80 millones de minusvalías por la caída de los títulos frente a lo pagado en el verano de 2013 por el paquete accionarial. Pero el ministro de Hacienda sí veía con buenos ojos un cambio en la presidencia, eso sí, sin vender ahora. Junto a Morenés trasladaron el plan a la vicepresidenta, que no tardó en retirar su confianza a Monzón, habida cuenta de la dudosa gestión desarrollada en 2014, y dio el plácet al cambio si éste no generaba ruido.

Se le hizo saber al presidente de Indra que sus días estaban contados y que lo mejor es que todos trabajaran en una transición suave y sin ruido, como había pedido Moncloa. Y qué ocurre en España cuando hay que solucionar problemas que afectan al poder político y empresarial: pues que hay que acudir o a Telefónica o a La Caixa, generalmente.

Se avisó a Monzón de que tenía los días contados y se le ofreció a colaborar en una transición suave y sin ruidos, en un proceso que auspiciaría Telefónica

Así fue. El presidente de la operadora, César Alierta, fue informado de que el plan estaba en marcha y su buena relación con Monzón facilitó la elección de su relevo. Fernando Abril-Martorell, que también goza de buena relación con el ejecutivo al que ayer sustituyó, era el hombre de consenso para todas las partes. Sólo faltaba vestir bien la operación, así que hace un par de semanas, Telefónica comenzó a comprar acciones de Indra en el mercado hasta que ayer, ya con el cotarro solucionado, afloró ante la CNMV el 3% directo que poseía más las opciones sobre acciones adquiridas para tener otro 3%.

En total, la operadora se hacía con un 6% de la compañía tecnológica, con el objetivo de seguir aumentando su participación aprovechando los bajos precios de los títulos (ayer se dispararon un 19,1%, hasta 9,1 euros, pero el día anterior cotizaban a 7,63 euros).

Lo que iba a ser una transición suave diferida en varios meses se precipitó en solo 24 horas. La vicepresidenta dijo a sus dos ministros que solventaran la papeleta de un plumazo, sin serializarla. Se había pensado, a propuesta de Monzón que ya lo estaba negociando con Alierta, en nombrar consejero a Abril-Martorell, que trabajaría mano a mano con el presidente en el relevo que se formalizaría en junio coincidiendo con la junta de accionistas.

Todo se precipitó en 24 horas, para evitar malas interpretaciones en el mercado: el consejo nombró presidente a Abril-Martorell y regaló a Monzón la presidencia de honor

Todos, menos Monzón, coincidieron que lo mejor era hacer todo en un solo acto, confirman a Vozpópuli fuentes empresariales conocedoras del proceso. Se buscaría una salida airosa para el alto ejecutivo (se ha quedado como presidente de honor y cobrará 16 millones de euros por su salida de la primera línea ejecutiva), pero había que nombrar al nuevo presidente ya.

Así fue, tal y como adelantó Vozpópuli en la tarde-noche del miércoles. Abril-Martorell dirigirá la nueva etapa de Indra, sobre la que el Gobierno, y muy especialmente Morenés, quiere hacer pivotar un gran grupo de Defensa, del que se podría segregar la parte TIC para unirla a las actividades coincidentes que tiene Telefónica en este área.

Morenés y su equipo tienen 10 u 11 meses para ello. Las incertidumbres sobre las elecciones generales de final de año ha puesto muy nerviosos a un buen número de ministros y altos cargos del actual Gobierno, que ya miran a 2016 sin saber qué será de ellos y de su presidente. Así que, en el caso de Defensa, Morenés y Argüelles quieren mover rápido y bien las piezas del tablero en los próximos meses para que Indra se convierta en un gran grupo del negocio de la Defensa.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba