Empresas

Las elecciones en Argelia paralizan la estrategia del grupo estatal Sonatrach en España

Cuando hay elecciones en Argelia, la principal compañía del país se paraliza. Nadie mueve un dedo hasta saber qué Gobierno va a nombrar Buteflika. En 'stand by' están la alianza a desarrollar con Gas Natural y la reordenación accionarial del Medgaz.

Buque especializado que Medgaz contrató para instalar el gasoducto submarino entre Argelia y Almería.
Buque especializado que Medgaz contrató para instalar el gasoducto submarino entre Argelia y Almería. EFE

Sonatrach es el grupo estatal argelino que gestiona los valiosos yacimientos de gas del país, que, entre otras cosas, suponen la mitad de todo el gas que se consume en España. Está controlado directamente desde el Gobierno de Argel y es su ‘brazo armado’ geoestratégico.

Cada vez que Argelia celebra elecciones presidenciales, la cúpula directiva de Sonatrach se paraliza, no toma decisión alguna, siempre a la espera de que el perenne Abdelaziz Buteflika, (acaba de revalidar su cuarto mandato consecutivo) elija a los hombres de su Gobierno. De estos últimos depende la continuidad o relevo de los ejecutivos del gigante gasista, con lo que ya es tradición que en los tres meses previos a los comicios y en los tres posteriores, su estrategia internacional se paralice.

Estos llegaron al poder de la primera empresa del país hace tres años, cuanto toda la cúpula fue defenestrada, juzgada y condenada por corrupción.

Según confirman fuentes del sector energético, la compañía se ciñe exclusivamente a la gestión del día a día, de forma que los frentes abiertos se aparcan. Este es el caso de España, donde el grupo tiene pendiente desarrollar aún algunos puntos del acuerdo estratégico firmado con Gas Natural Fenosa en junio de 2011. El pacto sirvió para poner fin al litigio de años sobre los precios del gas y se tradujo en la entrada de Sonatrach en el capital de la gasista catalana, tomando un 3,8%.

El nuevo Gobierno que nombre Buteflika decidirá si mantiene o releva a la actual cúpula directiva de Sonatrach

Asimismo, Gas Natural Fenosa pudo entrar en el capital de la sociedad que explota el gasoducto que une el país magrebí con Almería, Medgaz, al comprarle a la argelina un 10% de su participación de control.

Pero el acuerdo también establecía el desarrollo de proyectos conjuntos en España, Argelia y otros países o mercados gasistas. Nada de esto se ha producido. Los actuales directivos del grupo argelino mantienen en 'stand by' la puesta en marcha de estos proyectos, que según las fuentes consultadas podrían retomarse una vez esté formado el nuevo Gobierno del país y la alta dirección de Sonatrach.

También está parado el proceso de reordenación accionarial de Medgaz. Sonatrach sigue siendo el socio de control, con un 43,1% del capital, seguido de Cepsa, que posee un 42%, y Gas Natural Fenosa, que tras comprar un 4,9% adicional a GDF Suez, ostenta un 14,9%.

Sonatrach, Cepsa y Gas Natural estarían dispuestos a ceder una pequeña parte de su participación para dar entrada en Medgaz a un posible nuevo socio estratégico 

Este reparto de poder se produjo tras la salida del gasoducto de Iberdrola, Endesa y la francesa GDF Suez. Los tres socios actuales tienen previsto reducir parcialmente su posición accionarial para permitir la entrada de un nuevo socio estratégico en la sociedad que explota el tubo que viene de Argelia, pero la operación no se reactivará hasta que el gigante argelino vuelva a centrar su foco sobre ella.

El papel de Medgaz en el suministro de gas a Europa cobra cada día más valor, ante los persistentes problemas que provocan los conflictos entre Rusia y Ucrania en la provisión de esta valiosa materia prima a los países de la Europa central.

La Unión Europea está impulsando un proceso para reforzar las escasas interconexiones de gas existentes entre España y Francia, donde se produce el cuello de botella para que el gas argelino o el que llega de otros países a las regasificadoras españolas pueda venderse en países como Alemania.

El MidCat, el tubo que llevará el gas a Francia a través de Cataluña sigue paralizado, aunque Enagás ha seguido desarrollando la parte española del proyecto. Sin embargo, tanto la UE como el Gobierno de Rajoy están apostando por acelerar la puesta en marcha definitiva de la infraestructura. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba