Empresas

Los Del Pino adelgazan sus sicav y dejan a Alicia Koplowitz como única dueña de una gran sociedad personal

Los VIP reducen el tamaño de sus sociedades. Las sicav 'megalómanas' pasan a mejor vida. Sölo queda Morinvest, de Alicia Koplowitz (en la foto), como gran vehículo personal. 

Adiós a los ránkings de sicavs de antaño, poblados de nombres célebres y cifras astronómicas. Los grandes patrimonios han ido recortando el tamaño de sus sicav progresivamente, hasta colocarlas en cifras más terrenales. Eso, los que no las han liquidado, que son la mayor parte. No queda ya ninguna que supere los 1.000 millones de euros de patrimonio, ni las habrá de momento. La familia Del Pino acaba de reducir capital en sus históricas sociedades Chart Inversiones y Keeper. La primera, ha sufrido una reducción de 1.526 millones de euros a 160. La segunda, directamente ha entrado en estándares de total normalidad, con una reducción de hasta 24 millones como capital máximo. Es decir, como casi todas las demás. 

Chart era el vehículo que tenía el ‘techo’ más alto, pero los propietarios han decidido ajustarla a los nuevos tiempos. Esta sicav llegó a superar los 1.000 millones de euros en patrimonio bajo gestión, obtenido de la salida a Bolsa de Ferrovial sobre todo, cuando el dinero de toda la familia estaba integrado.

En el pasado, otras sicav se llenaron con un caudal de dinero corporativo, como Alazán o Keblar, de Amancio Ortega, (salida a Bolsa de Inditex), Ardizia de los Hernández Somoza (venta de Azkar), Baldaio o Bourdet de Manuel Jove (salida a Bolsa de Fadesa) o Morinvest  de Alicia Koplowitz (venta de la participación de FCC a su hermana).

Con la reducción de Chart, Alicia Koplowitz se queda como reina en solitario de las sicav: Morinvest mantiene un capital máximo superior a los 900 millones de euros, aunque su patrimonio es claramente inferior a ese límite; de poco más de 500 millones de euros. Su banco particular, Omega Capital, trabaja de manera 'abierta' y lucha, sin prisa pero sin pausa, por captar nuevos clientes y abandonar así el marchamo de 'banco personal'. 

Jove, ídem

También Jove redujo ayer capital en su sicav Baldaio. El millonario gallego está fusionando sus sociedades en una, pero ha diversificado enormemente sus inversiones, a través de su holding Inveravante.

Amancio Ortega liquidó sus sociedades de inversión, convirtiéndolas en sociedades limitadas, al igual que los Andik, que llegaron a tener hasta seis.

Muchos millonarios mantienen sociedades siendo ellos el único inversor final con patrimonios relevantes, del orden de los 200 millones de euros. Esa es la cifra máxima que los ultra millonarios españoles están dispuestos a publicar en los registros. 

Polémica política

La disminución de tamaño o liquidación  de las sicav se deben a varios motivos. Por un lado, la exposición pública que tienen, ya que en los registros de la CNMV se puede comprobar los importes, la composición trimestral de la cartera así como, por supuesto, los titulares de las mismas.

Pero sobre todo, son objeto de controversia política. Muchos partidos de izquierda y varios movimientos sociales las señalan erróneamente como instrumentos de evasión fiscal y piden sanciones ejemplarizantes contra ellas. De hecho, han sido objeto de inspecciones, debido a que una corriente de Inspectores de Hacienda denuncia que no deben acogerse al régimen fiscal de incremento de patrimonio ya que según su opinión, no son de facto instrumentos de inversión colectiva.

La sicav debe tener 100 partícipes por lo menos y las citadas manejan un patrimonio personal. Los demás inversores, hasta alcanzar la cifra de 100, lo son a título meramente registral. Las reducciones de capital fueron objeto de polémica en el pasado, ya que permitían el rembolso con diferimiento de impuestos. Pero esta posibilidad de reguló en 2010. Ahora, la reducción no exime de la fiscalidad inmediata. 

Conviene recordar que hay otras sociedades (Torrenova, Brunara, Invermay...) que tienen altos patrimonios pero también un elevado número de inversores. Parecen llamadas a ser las que manden en el futuro. Los ricos están suavizando el protagonismo de las suyas, que a mediados de la pasada década llegó a rozar incluso la megalomanía. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba