Compra del Popular

Santander vende el ladrillo del Popular a Blackstone por 5.100 millones

Santander sella la mayor operación inmobiliaria de los últimos años con la venta del ladrillo del Popular a Blackstone. Crean una sociedad de la que el fondo controlará el 51%. Los activos traspasados se tasan en 10.000 millones, un tercio del valor contable. La operación se cerrará en el primer trimestre de 2018.

Oficina del Banco Popular.
Oficina del Banco Popular. EFE

Santander no ha esperado ni un día desde la aprobación de la fusión por parte de Bruselas para ponerse manos a la obra con Banco Popular. Este mismo martes, el banco presidido por Ana Botín ya ha cerrado la venta del ladrillo del Popular a Blackstone, tal y como adelantó este medio.

Santander hace hincapié en que traspasa los activos a una nueva sociedad, en la que el fondo norteamericano tendrá un 51% del capital y la filial del banco español un 49%. Los créditos e inmuebles llegan a la sociedad con una valoración de 10.000 millones, y no generan "ni plusvalía ni minusvalía material" a Santander.

De acuerdo a esta valoración, Blackstone estaría pagando unos 5.100 millones de euros por su 51%, aunque el precio todavía puede verse afectado por ajustes que haya de aquí a que se cierre la operación en el primer trimestre de 2018.

Desde Santander no quieren de momento de hablar del precio de venta, sino de esa tasación de 10.000 millones y de un efecto positivo en la ratio de capital de máxima calidad (fully loaded), que subirá 12 puntos básicos cuando se cierre la operación. Esta tasa está en el 10,72% tras la ampliación de capital para comprar Popular (de 7.000 millones). Con esos 12 puntos, el grupo español se acercará al objetivo de alcanzar el 11% durante 2018.

Activos fiscales

Según el comunicado del banco, Blackstone se ha impuesto a los otros dos finalistas de la operación (Apollo y Lone Star) "al plantear la mejor oferta, tanto en términos económicos como en lo relativo al plan estratégico para gestionar el negocio". Así, fuentes financieras consultadas por este medio explican que a Santander le interesaba más vender sin grandes plusvalías ahora (tan cerca de la compra del Popular y con muchas demandas en el horizonte) y acumularlas en el 49% que retiene.

De los 10.000 millones que se traspasan a la nueva sociedad inmobiliaria, 9.700 millones corresponden al valor de los créditos e inmuebles del Popular y 300 millones a activos fiscales diferidos.

La venta de los 30.000 millones en activos problemáticos del Popular es la mayor cartera traspasada nunca en España

Esta venta, asesorada por Morgan Stanley, supone el mayor traspaso de una cartera inmobiliaria (30.000 millones a valor bruto) en la historia de España y una de las mayores a nivel europeo, según fuentes oficiales de Santander.

"La operación nos permitirá reducir significativamente la exposición inmobiliaria en el balance y seguir consolidando el banco para centrar todos nuestros esfuerzos en la actividad comercial. Es, además, un paso importante para la integración de Popular en Santander y muestra la capacidad de ejecución del grupo", señala Rodrigo Echenique, presidente de Santander España y de Popular.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba