Empresas

El Santander prescinde de casi 2.000 trabajadores en España y sólo contrata a siete, entre ellos el exsecretario de Estado Campa

El Banco Santander ha prejubilado a cerca de 1.700 trabajadores en España en lo que va de año, ha despedido a alrededor de 300 y únicamente ha contratado a siete personas. La entidad prácticamente ha culminado los ajustes derivados de la integración de Banesto y Banif.

Emilio Botín, presidente del Banco Santander
Emilio Botín, presidente del Banco Santander EFE

El redimensionamiento de la plantilla del Banco Santander, extensible a la mayoría de entidades financieras en España, está a punto de tocar su fin. En el primer semestre del año, el grupo que preside Emilio Botín ha acometido un fuerte recorte de personal en su negocio en España, con cerca de 1.700 prejubilaciones y alrededor de 300 despidos, según fuentes sindicales.

Estos datos se corresponden con los oficiales que ofrece el banco cántabro en sus informes trimestrales. Así, la división de España contabilizaba a finales de junio 25.465 empleados, lo que supone 1.941 menos que en diciembre, cuando la plantilla alcanzaba los 27.406 trabajadores. En términos relativos, representa un descenso del 7%. En el segundo trimestre, la caída con respecto al primero es del 3,3% (862 menos).

Las prejubilaciones han contado con el acuerdo de los sindicatos, mientras que los cerca de 300 despidos consumados se debieron a motivos disciplinarios y baja productividad. Esta cifra está en línea con la de ejercicios pasados.

Frente a las 2.000 salidas, el banco tan sólo ha realizado siete contrataciones en España. Una de ellas ha sido la del economista y profesor del IESE José Manuel Campa. Quien fue secretario de Estado de Economía en la segunda legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero aterrizó en Boadilla del Monte en abril asumiendo las funciones de Director de Relaciones con Inversores y Analistas del Banco Santander.

El exsecretario de Estado de Economía con Zapatero, José Manuel Campa, dirige desde abril las Relaciones con Inversores del banco

Campa ha sido, por tanto, uno de los siete únicos ‘afortunados’ que ha fichado el banco rojo en el primer semestre. No obstante, la entidad también ha reincorporado a más de un centenar de empleados que se encontraban en su mayoría en periodos de excedencia por maternidad o cuidados de familiares.

Además, durante la primera parte del año Santander también ha procedido a integrar en el banco a más de 300 trabajadores de otras sociedades del grupo, como Geoban o Isban, en las que el empleo estaba externalizado, explican fuentes financieras. Estos empleados han engrosado las filas de departamentos específicos como el de Tecnología o el de Operaciones. Asimismo, ha habido algunas incorporaciones desde otros países.

Con los ajustes del semestre, la entidad prácticamente ha culminado el redimensionamiento de la red comercial derivado de la fusión de Banesto y Banif. “Ya estamos en la última fase de la integración”, señalan fuentes financieras. En este sentido, el banco cántabro ha reducido en 458 el número de oficinas, al pasar de 4.067 al cierre de 2013 a 3.609 en junio (-11,2%).

La crisis ha provocado una durísima reducción de empleo y oficinas en todo el sistema financiero español. El año 2013 fue el más dramático, con 18.618 empleados expulsados. Al cierre del último ejercicio, el sector en España contabilizaba 217.885 trabajadores, 60.416 menos que en 2008, cuando alcanzó los máximos históricos. El mayor recorte corresponde a las cajas de ahorros, que en cinco años redujeron sus plantillas en más de 35.000 empleados.

Desde 2008, el banco cántabro ha prescindido de uno de cada cuatro empleados en España

En el caso del Santander, desde mediados de 2008 el número de empleados se ha reducido desde 34.678 hasta los actuales 25.465. Es decir, la entidad ha prescindido en España de uno de cada cuatro empleados (el 26,5%) en seis años. En cuanto a las oficinas, la red comercial ha pasado de 5.027 en septiembre de 2008 a las 3.609 de junio, lo que significa 1.418 menos (-28,2%).

A nivel global, el Banco Santander también ha adelgazado sus plantillas en los últimos años. En 2011, contaba con 193.349 empleados, una cifra que se ha limitado hasta los 183.648 de junio. No obstante, en lo que va de año el número de empleados del banco en el mundo ha crecido un ligero 0,3%, ya que en diciembre había 182.958 trabajadores. Una subida que, en todo caso, sustentó en el primer trimestre, cuando alcanzó los 185.165 empleados. En cuanto a la red comercial, el número de oficinas sí ha descendido en el semestre, al pasar de 13.927 en diciembre de 2013 a 13.225 en junio.

Los mayores recortes de plantilla, además de España, se han producido en Brasil, al pasar de 49.459 empleados en diciembre a 47.205 en junio (-4,5%), en Chile (11.971 frente a 12.290, un 2,6% menos), en Polonia (12.058 frente a 12.363, un 2,4% menos) y en Portugal (5.515 frente a 5.635, un 2,1% menos). Por el contrario, Santander ha aumentado su personal en México (de 14.804 a 14.859, un 0,37% más), en su división Santander Consumer Finance (de 11.695 a 12.272, un 4,9% más) y en Estados Unidos (de 9.544 a 15.594, un 63% más). En este último, el incremento es fruto de la integración de Santander Consumer USA, que saltó al parqué a principios de año y aporta unos 4.000 empleados. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba