Empresas

Santander examina de inglés a directivos de Banesto para enviarles ya al exterior

La selección se ha iniciado entre los trabajadores de Mesena, sede de los servicios centrales de la filial. La plantilla de Banesto tiene ya acceso a la intranet de su matriz. Alfredo Sáenz asegura en un vídeo interno que el grupo ganará 10.000 M. en 2015.

Emilio Botín, presidente del Santander
Emilio Botín, presidente del Santander

La integración formal no se efectuará hasta mayo próximo. Sin embargo, la fusión entre Santander y Banesto ya ha comenzado a dar sus primeros pasos. A lo largo de la pasada semana, el banco presidido por Emilio Botín comenzó la selección de aquellos directivos de Banesto que han solicitado la movilidad internacional ofrecida por el grupo como una de las salidas para la reorganización de la plantilla. La elección se ha iniciado entre los trabajadores de Mesena, los servicios centrales de Banesto en Madrid.

Entre las pruebas, destaca el duro examen de nivel de inglés al que han sido sometidos estos directivos. En los próximos días, se continuará la selección entre el personal de las oficinas de Banesto que apuestan por una carrera internacional dentro del grupo, según fuentes sindicales. Estas voces aseguran que el banco les ha transmitido a estos trabajadores que serán trasladados en las próximas semanas a alguna filial en el extranjero. Reino Unido, principalmente.

El Santander ha comenzado estos movimientos sin que todavía haya despejado a los sindicatos el número de empleados a los que podría afectar la fusión. Las estimaciones de las centrales sindicales cifran en una horquilla de entre 3.000 a 3.500 trabajadores quienes pueden salir del grupo mediante jubilaciones, prejubilaciones o bajas voluntarias.

Desde la entidad confirman estos movimientos como otra serie de medidas internas que ya han comenzado a ponerse en marcha para agilizar la fusión. Desde hace varias semanas, todos los trabajadores de Banesto tienen acceso a la intranet del Santander para comenzar a familiarizarse con la gama de productos financieros del Santander, entre otros aspectos. Durante los primeros días, el Santander colgó un vídeo de Alfredo Sáenz, su consejero delegado, en el que detallaba a la plantilla de la filial las grandes líneas de los planes de futuro del grupo.

El grupo proyecta integrar la marca Santander sobre el fondo negro de Banesto, en las próximas semanas, como transición al cambio definitivo de imagen corporativa

Entre ellos destacaba la vuelta del grupo a la senda de importantes beneficios en los próximos años. Incluso llegó a asegurar que el Santander, a nivel global, obtendría unas ganancias que podrían alcanzar los 10.000 millones en 2015, una vez que la cuenta de resultados ya no se verá afectada por el saneamiento inmobiliario. Sáenz reconoció esa misma cifra durante la convención de directivos del grupo, efectuada posteriormente a la presentación de resultados anuales de la entidad, a finales del pasado enero.

Para lograr este objetivo, el Santander necesita aumentar la contribución del negocio español, como aseguró entonces Sáenz y reitera en la carta dirigida a los accionistas para explicar la evolución de las cuentas del grupo en el pasado ejercicio. El CEO avanza que la entidad se plantea un objetivo de mejora del beneficio en España de 2.500 millones de euros antes de impuestos en un plazo de tres años, lo que posibilitará una "mejora clara" de la contribución del negocio español al grupo. El negocio en España aportó el 15% al beneficio del grupo a cierre de 2012.

Otro de los cambios que se podrá observar en las próximas semanas será un cambio en la rotulación de las oficinas de Banesto. El grupo con sede en Boadilla proyecta comenzar a integrar la marca Santander sobre el fondo negro del logotipo de su filial en aquellas oficinas que no serán clausuradas por la fusión. La medida tiene por objetivo iniciar la transición hasta el cambio definitivo de imagen corporativa.

Durante las últimas semanas, Santander ha ido recopilando toda la información sobre la situación legal de las oficinas de Banesto (titularidad, precios de alquiler...). En paralelo, una empresa ha comenzado a tomar medidas de las fachadas e interiores de las sucursales para preparar el cambio de decoración.

La maquinaría interna de la fusión espera la aprobación formal de los accionistas de ambas entidades para terminar de coger velocidad. Los accionistas de Banesto votarán el próximo 21 de marzo. Un día después, se refrendará en la Junta del Santander.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba